Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Grupo proveniente de Polonia detenido por robar en viviendas de Málaga y la costa levantina.

Grupo proveniente de Polonia detenido por robar en viviendas de Málaga y la costa levantina.

La Guardia Civil ha desmantelado un grupo criminal itinerante compuesto por ciudadanos polacos que viajaban desde su país de origen hasta distintas zonas de España para cometer robos en viviendas, específicamente en localidades de Málaga y Alicante.

Según informa el cuerpo armado en un comunicado, esta operación, llamada 'Flataya', ha logrado poner fin a la actividad de este grupo que tenía información previa de colaboradores locales sobre las viviendas en las que se llevarían a cabo los robos de joyas y dinero en efectivo. Después de cometer los robos, regresaban a su país vía aérea, llevándose consigo el botín.

La investigación comenzó en mayo de 2023, cuando los análisis de las pruebas recogidas en un robo con fuerza en una vivienda de Benahavís (Málaga) permitieron a los agentes identificar a cuatro hombres de origen polaco como presuntos autores del delito.

En esta ocasión, después de pasar varios días en la provincia de Málaga, estos individuos regresaron a Polonia en un vuelo que no habían reservado previamente.

Asimismo, a través de la investigación realizada, se pudo determinar que estos individuos eran responsables de otro robo en una vivienda en la localidad de Casares (Málaga) días antes, donde sustrajeron joyas y dinero en efectivo por valor de 600.000 euros.

Los investigadores descubrieron que ambos robos seguían un patrón similar y que los delincuentes tenían un estudio exhaustivo de las viviendas que iban a robar, lo que indica que tenían información previa sobre los movimientos de los residentes, la existencia de objetos de valor en el interior y detalles esenciales sobre los sistemas de seguridad de las propiedades. Esto demostró que, antes de viajar desde Polonia, los criminales contaban con colaboradores locales que les proporcionaban información previa.

Por otra parte, durante la investigación, los agentes descubrieron otros cinco robos cometidos en las mismas localidades, aunque no seguían el patrón de los robos realizados por este grupo.

En septiembre, los investigadores detuvieron a dos individuos como presuntos autores de estos cinco robos, que incluían dos robos en viviendas, dos robos de vehículos y un robo en el interior de una vivienda en construcción. Además, se recuperaron todos los objetos robados, que superaban los 47.000 euros.

Estas detenciones podrían haber llevado al grupo a cambiar de ubicación para cometer sus próximos delitos, ya que los investigadores descubrieron que los cuatro miembros del grupo polaco habían volado a Alicante el 21 de septiembre para llevar a cabo su siguiente robo.

Los agentes intensificaron las investigaciones para localizarlos y conocer la fecha de su regreso a Polonia. Finalmente, se pudo determinar el día en que planeaban volver a su país desde la costa levantina, lo que permitió organizar un operativo policial que llevó a la detención de los cuatro ciudadanos polacos en la puerta de embarque del aeropuerto de Alicante, mientras esperaban su vuelo de regreso.

En el equipaje de mano de los agentes de la Guardia Civil se encontraron un total de 52 piezas de joyería y 4.480 euros en efectivo.

Tras investigar la procedencia de las joyas incautadas, se determinó que parte de ellas provenían de robos con fuerza cometidos días antes en viviendas de Pilar de la Horadada y Torrevieja, en Alicante, con un valor que superaba los 30.000 euros.

Uno de los detenidos polacos tenía una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por Países Bajos por la comisión de nueve robos con fuerza en viviendas, lo que indica que este grupo criminal utilizaba la itinerancia para cometer delitos de robo en países europeos, complicando así la investigación y detención de los autores.

Basándose en las pruebas e indicios incriminatorios, el tribunal competente decretó prisión provisional sin fianza para todos los integrantes del grupo criminal por la comisión de estos delitos contra el patrimonio y por pertenencia a una organización criminal.

Esta operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, con apoyo de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Alicante y otras unidades de las Comandancias de la Guardia Civil mencionadas.