Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Hombre condenado a cuatro años de prisión por agredir a una mujer por negarse a tener relaciones sin protección.

Hombre condenado a cuatro años de prisión por agredir a una mujer por negarse a tener relaciones sin protección.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha ratificado la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba que dicta una condena de cuatro años de prisión para un hombre que agredió a una mujer, causándole la pérdida de un diente al golpearla, luego de que ella se negara a mantener relaciones sexuales sin protección.

De acuerdo con la resolución del Alto Tribunal andaluz, los magistrados han rechazado el recurso presentado por el acusado y confirman la sentencia en su totalidad, aunque se podrá apelar a la Sala Segunda del Tribunal Supremo (TS).

Según se establece, el procesado acudió en noviembre de 2018 al domicilio de la mujer en Toledo, donde ella vivía en una habitación alquilada en un piso compartido, tras haber contactado previamente por teléfono.

Una vez allí, el hombre solicitó mantener relaciones sexuales con la mujer, quien se negó a hacerlo sin preservativo, lo que provocó su enojo y el posterior golpe que la dejó inconsciente en el suelo, requiriendo asistencia de su compañera de piso.

Como resultado de la agresión, la mujer sufrió lesiones que incluyeron una herida contusa en el surco nasogeniano derecho, una herida estrellada en la región supralabial derecha y la pérdida de un diente, necesitando atención médica y puntos de sutura, además de tratamiento posterior para las heridas.

Las lesiones tardaron 15 días en sanar, con ocho días de perjuicio básico y siete días de perjuicio moderado, dejando como secuelas una pérdida dental y daños estéticos moderados.

La sentencia destaca que no existía una relación sentimental entre el agresor y la mujer, imponiendo además de la pena de prisión, una orden de alejamiento por siete años y una compensación económica de 700 euros por los gastos médicos y 12.000 euros por las secuelas sufridas.