• domingo 07 de agosto del 2022

Hosteleros critican la "indecisión" de las medidas de ahorro energético y apuntan que 25ºC "es una temperatura alta"

img

SEVILLA, 5 Ago.

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía, Javier Frutos, ha criticado la "indecisión" construída en estos días desde el instante en que se propagaron las medidas de ahorro energético, que creó "muchas inquietudes en el ámbito", y ha señalado que los 25 grados prosiguen siendo un umbral alto "gracias a la maquinaria" y a las condiciones que se generan en estos establecimientos en Andalucía.

En afirmaciones a Europa Press, Frutos respondió frente a las afirmaciones de la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, en las que explicaba que bares y sitios de comidas van a poder limitar la utilización del aire acondicionado al "ambiente de los 25 grados", sabiendo las sugerencias de la legislación laboral, en frente de los 27 grados que contempla el real decreto aprobado por el Gobierno.

Ribera ha aclarado que los 27 grados se aplicarán "con elasticidad", puesto que "es imposible soliciar a trabajadores que están en condiciones de ejercicio esencial que no tengan las condiciones que el derecho laboral garantiza respecto a los máximos y mínimos de temperatura".

Frutos ha reiterado "la indecisión construída en estos días, hasta el momento en que ha salido la ministra corrigiendo lo que se venía comentando en sucesos de prensa sobre los 27 grados, que por supuesto no es efectiva, en relación si teníamos o no debíamos realizar algún género de obra o cambio en los establecimientos y eso sin lugar a dudas crea duda y no da rincón que a lo largo de cinco días se haya mantenido el silencio por la parte del Gobierno".

Asimismo, el gerente de los hosteleros volvió a "negar que haya una única temperatura en todo el país". De hecho, "en el momento en que charlamos de Andalucía, hay temperaturas diferentes en algunas zonas", ha apuntado, remarcando que "no comprendemos que haya una misma temperatura en todo el territorio nacional".

"Los 25 grados, por supuesto, asimismo nos semeja una temperatura elevada. Creo que más que nada en este momento, que en Andalucía se llegan a unas temperaturas elevadísimas, el tener la climatización a 25 grados es poder llegar apaciblemente a los 30, ya que hay mucha maquinaria en los propios establecimientos que crea calor por sí. Creo que ni para clientes del servicio ni para trabajadores van a estar en las condiciones óptimas para trabajar", ha apostillado Frutos.

Así, ha manifestado que "todo el rechazo es el de no haber cooperado y hablado con el ámbito en todo el país para ofrecer nuestro criterio", en tanto que "sin lugar a dudas el deber con el ahorro energético por la parte del campo, pienso que queda patente, ya que la maquinaria que se ha comprado va en esa línea, por obligación y por civismo".

"Ese ahorro energético asimismo repercute de forma positiva en la cuenta de desenlaces de los propios establecimientos. Así lo realiza el campo, que está bastante puesto en compromiso con esto, pero sin lugar a dudas, si no hay colaboración, no hay diálogo entre en el momento de legislar y más que nada, con los campos mucho más damnificados, ya que pienso que mal sendero llevamos en lo que se refiere a la toma de resoluciones", ha sentenciado calificando la medida "sin los pies en el suelo" y como "un enorme perjuicio de los establecimientos".