• jueves 06 de octubre del 2022

Hosteleros y mercaderes de Granada ajustan aire acondicionado y escaparates para "acatar" el decreto de ahorro

img

GRANADA, diez Ago.

Comerciantes y hosteleros de Granada están ajustándose en las últimas horas a las medidas del decreto de ahorro energético que ha entrado en vigor este miércoles y que les piensa limitar el aire acondicionado y apagar las luces de los escaparates en esos negocios que las dejaban encendidas tras cerrar durante la noche. Sus representantes apuntan que lo hacen para "acatar" la regla teniendo en cuenta de que las "medidas restrictivas no les agradan a absolutamente nadie".

Según explicó a Europa Press la presidenta de la Federación Provincial de Comercio, María Castillo, la presente es una "situación dificultosa" donde hay que "arrimar el hombro" por el hecho de que "fuera de la ley" no se tienen la posibilidad de quedar, y "un desastre no será" la app de la novedosa normativa.

A sus socios hasta el día de hoy no les ha supuesto un inconveniente la app de estas medidas, mientras la mayor parte son pequeños hombres de negocios de comercio de proximidad que apagan la iluminación de sus escaparates en el momento en que cierran sus negocios cerca de las 20,30 o las 21,00 horas. Hay quienes, como es su caso, la dejaban hasta las 23,00 horas, y que en este momento van a decidir si la programarán para su apagado a las 22,00 horas o la apagarán en el momento en que se vayan.

La economía "no está para tirar cohetes" con lo que asimismo lo toman como una ocasión para ahorrar, ha añadido Castillo, quien, sobre el tema del aire acondicionado, apunta que los 25ºC a la que se tienen la posibilidad de acoger negocios como esos con artículos caducos, como floristerías o tiendas de nutrición, es una temperatura donde "se está cómodo". En invierno, con 19ºC como máximo, el cliente no se deberá "eliminar el chaquetón".

En verano "lo que no es habitual es que tú llegues a una entidad financiera y te quedes helado mientras que esperas" o a "una enorme área y te debas llevar una rebeca por el hecho de que poseas frío", indicó Castillo, que ha añadido que "si deben estar con chaqueta los trabajadores que se pongan" una "finita" o "una manguita corta, que nos encontramos en el siglo XXI y tampoco hay que estar encorbatado todo el día".

Tampoco piensa que varios de los mercaderes granadinos hayan de llevar a cabo reformas en el cierre de sus puertas, ya que se recobrará la práctica de cerrar en el momento en que el cliente se va, si no lo hizo él, que en cierta forma se perdió con la llegada de la covid-19, cuya incidencia en este momento es menor. Hay, resumiendo, que "ser conscientes" de la situación de hoy, marcada por la guerra en Ucrania, alén de lo que "observen" esta novedosa normativa, lo que va a depender, ha apuntado, de de qué forma la gestione cada red social autónoma.

Los hosteleros acatan las medidas pues a todos "atrae ahorrar", asimismo en materia energética, más allá de que avisan de que 25ºC, la temperatura a la que han configurado sus aires acondicionados, es un valor "muy ajustado" en sitios como los bares donde camareros y individuos "se mueven, con el calor", aparte de haber maquinaria en desempeño.

Así lo ha apuntado a Europa Press el presidente de la Federación de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada, Gregorio García, quien ha señalado que "no hay mayor inconveniente" en el cumplimiento de estas medidas, después de las primeras horas desde el instante en que el decreto del Gobierno entrara en vigor, esta pasada medianoche, y teniendo en cuenta de que no ven con positivos puntos de vistas "todas y cada una de las medidas que sean restrictivas", más allá de que las acatan por el ahorro energético.

Pese a que el decreto marca un mínimo de 27ºC en aires acondicionados, la normativa laboral de 1997 deja este ajuste hasta 25ºC, en la línea de lo que asimismo precisó la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, explicó García.

Más información

Hosteleros y mercaderes de Granada ajustan aire acondicionado y escaparates para "acatar" el decreto de ahorro