• miércoles 07 de diciembre del 2022

Interior acerca al País Vasco a un preso de ETA culpado por tres crímenes en Andalucía: Carpena, Portero y Cariñanos

img

SEVILLA/MADRID, 13 Oct.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, ligado del Ministerio del Interior, ha comunicado el acercamiento a prisiones del País Vasco de otros once presos de ETA, entre aquéllos que aparecen Harriet Iragui Gurruchaga --hoy día en Logroño--, entre los terroristas que fue culpado por la secuencia de atentados etarras que mató en Andalucía a José Martín Carpena, Luis Portero García y Antonio Muñoz Cariñanos.

Otro de los presos etarras movido en esta novedosa tanda es Andoni Otegi Eraso, que dejará el centro carcelario de Logroño para proceder a otro que designe el Gobierno Vasco, competente en la materia tras la transferencia del Ejecutivo central. Se trata de entre los internos de la banda que participó en los encuentros restaurativos privados al lado de víctimas.

Suma mucho más de mil años como condena, según ha recordado la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), por delitos como el homicidio del concejal de UPN José Javier Múgica Astibia en 2001 y el cometido contra la vivienda-cuartel de Santa Pola en 2002, que acabo con las vidas de Cecilio Gallego Alaminos y la pequeña Silvia Martínez Santiago.

El de Santa Pola se encuentra dentro de los atentados que prosigue bajo investigación para detectar a los autores intelectuales. Recientemente un informe de la Guardia Civil apuntó a seis exjefes etarras y la Audiencia Nacional impuso medidas cautelares a Mikel Antza y Ramón Sagarzazu, 'Ramontxo', por la desaparición de este ciudadano de 57 años y de la pequeña de seis años.

La menor, hija de un agente de la Guardia Civil, fue honrada a título póstumo el 29 de septiembre con la medalla de la asociación Dignidad y Justicia. Como creador material del vehículo bomba en frente de la vivienda-cuartel de Santa Pola fue culpado Andoni Otegi Eraso, 'Iosu', y su compañero de comando Óscar Celarain Ortiz, 'Peio'.

Otegi Eraso ingresó en prisión el 17 de octubre de 2008 y cumple una condena amontonada de 30 años por homicidos, homicidos en nivel de tentativa, estragos, depósito de armas, hurto y falsificación. Cumplirá las 3/4 unas partes de la condena en el mes de abril de 2031, según informó Instituciones Penitenciarias.

Según el organismo ligado del Ministerio del Interior, otro de los etarras acercados al País Vasco --desde la prisión de Dueñas-- es Martín Sarasola Oyarzabal, culpado por el atentado que costó la vida a los ciudadanos ecuatorianos Diego Armado Estacio y Carlos Alonso Palate por el vehículo bomba en la T-4 de Madrid-Barajas en 2006.

Asimismo figura Harriet Iragui Gurruchaga --en la actualidad en Logroño--, entre los terroristas que fue culpado por la secuencia de atentados etarras que mató en Andalucía a José Martín Carpena, Luis Portero García y Antonio Muñoz Cariñanos.

Asier Arzalluz Goñi dejará la prisión de Logroño para proceder a otra del País Vasco. Cumple condena por matar a los guardas civiles Irene Fernández Perea y José Ángel de Jesús Encinas, tal como por el homicidio de Máximo Casado Carrera y intentar matar al diputado socialista Eduardo Madina, una acción criminal perpetrada por otro de los etarras favorecidos: Iker Olabarrieta Rojo.

Entre los terroristas acercados consta asimismo Julen Atxurra Egurola, culpado a 32 años por su participación en el rapto de José Antonio Ortega Lara o matar a un policía en 1986, tal como Beñat Aguinagalde Ugartemendía, en su caso por los homicidos de Isaías Carrasco en 2008 y de Ignacio Uría un año después.

Lo mismo sucede con Gurutz Aguirresarobe Pagola, creador del atentado que terminó la vida de Joseba Pagazaurtundua en 2003, o Beatriz Etxebarría Caballero, que cumple condena por los atentados contra el brigada Luis Conde de la Cruz y el policía nacional Eduardo Antonio Puelles García.

Entre los acercados a prisiones vascas están asimismo 2 terroristas entregadas por Francia. Se trata de Itziar Moreno Martínez y también Iratxe Sorzabal, esta última exjefa etarra en prisión provisional sentenciada por el doble atentado en 1996 en Gijón en una farmacia y el Palacio de Justicia. Interior decidió su traslado esperando de que la sentencia sea estable.

Más información

Interior acerca al País Vasco a un preso de ETA culpado por tres crímenes en Andalucía: Carpena, Portero y Cariñanos