• miércoles 05 de octubre del 2022

Intervenidos en Granada cerca de 1.160 kilogramos de hachís guardados en un estacionamiento y preparados para viajar a Europa

img

GRANADA, 14 Jul.

La Policía Nacional ha detenido en Granada a un hombre de 36 años y nacionalidad marroquí, que era buscado por la autoridad judicial para su ingreso en prisión, como presunto creador de un delito contra la salud pública tras haber incautado cerca de 1.160 kilogramos de hachís dentro de una plaza de estacionamiento y preparados para viajar en Europa.

El sujeto pertenecería a una organización delictiva encargada de aprovisionarse de hachís en España para trasladarlo y traficar con él por Europa, usando automóviles de enorme cilindrada, según señala el Cuerpo Nacional de Policía, que sostiene abierta esta operación y no desecha novedosas detenciones de otros pertenecientes de esta organización.

La investigación de la llamada 'Operación Nido' tuvo su comienzo merced al trueque continuo de información con la oficina antinarcóticos francesa, lo que dejó entender de una viable llegada hasta Granada de un conjunto de individuos de nacionalidad marroquí con la intención de proveerse de una esencial proporción de substancia estupefaciente para ser trasladada hasta el centro del conjunto de naciones europeo, sitio donde se llevaría a cabo su distribución.

El modus operandi de esta organización delictiva proseguiría el modelo del 'go fast', consistente en el transporte de la substancia estupefaciente hasta su destino a través de turismos de gama alta listos para tal fin, por norma general portando matrículas extranjeras y circulando a alta velocidad. Así ya que, la investigación se centró en el rastreo de la actividad cerca de múltiples garajes situados al lado de una en el centro avenida de la ciudad más importante.

En los primeros días del presente mes la actuación policial dio sus frutos tras encontrar a la primera hora de la mañana a un sujeto marroquí circulando en un vehículo de gama alta y matrícula extranjera, el que se ingresó en entre los garajes de la calle.

Momentos después dicho vehículo salió del estacionamiento, presentando su conductor una fuerte resistencia en el instante de ser detenido por los agentes de policía, tras haber intentado darse a la fuga haciendo una maniobra evasiva.

La investigación descubrió la presencia de una plaza clausurada en el estacionamiento, la que estaría siendo usada como almacén o "guardería" de la sustancia, aparte de esconder los automóviles usados por la organización para el transporte de exactamente la misma. En esa plaza los policías encontraron un segundo vehículo de enorme cilindrada y matrícula extranjera, al lado de un total de 33 fardos de arpillera llenos de tabletas de hachís. El peso de la substancia estupefaciente alcanzó prácticamente los 1.160 kilogramos.

Más información

Intervenidos en Granada cerca de 1.160 kilogramos de hachís guardados en un estacionamiento y preparados para viajar a Europa