• jueves 06 de octubre del 2022

Investigado por castigo animal en Manzanilla (Huelva) tras hallar una rehala de 56 perros anémicos y dejados

img

HUELVA, 4 Jul.

La Guardia Civil ha procedido a la investigación de un vecino de Manzanilla (Huelva) por un supuesto delito continuado de castigo animal y otro continuado de falsedad reportaje en archivo público tras hallar una rehala de perros "en malísimas condiciones"

Según comunica el Instituto Armado en una publicación oficial, las indagaciones han comenzado en el momento en que agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), tuvieron conocimiento de la presencia de una rehala de perros en Manzanilla, que vivían "en malísimas condiciones".

En este sentido, una vez localizada, los agentes de la Benemérita hicieron una inspección en presencia de su dueño, donde, en un primer instante, hallaron un total de 56 perros, ciertos atados en su perímetro y otros introducidos en casetas en la parte central de las instalaciones.

Al respecto, según explicó el Instituto Armado, la mayor parte de los canes presentaba "una delgadez extrema, con presencia de parásitos, y ciertos de ellos daban a conocer nosologías como cojeras, cataratas y lesiones de diversa cuenta; todo ello unido a un enorme cúmulo de excrementos, aparte de trozos de pavos en descomposición, que desprendían un fuerte fragancia, desperdigadas por las perreras que servían de sustento a los perros".

Por todo ello, la Guardia Civil levantó acta de inspección y se procedió a pasar el lector de microchip a todos y cada uno de los animales allí albergados, cuyo resultado fue que 34 de ellos carecían de identificación, otros la tenían pero a nombre de terceras personas y solo ocho correspondían con el titular de la explotación.

Además, los agentes lograron revisar "anomalías" en tres cartillas, en tanto que el animal no correspondía con lo reflejado en la documentación presentada, con lo que se informó a la Autoridad Judicial competente por una supuesta falsedad en archivo público.

Asimismo, de los perros albergados, 27 de los mayores y tres perros chiquitos de seis meses de edad precisamente tenían las orejas y una parte de sus rabos amputados, "práctica prohibida según la normativa de confort animal vigente en España, salvo situaciones inusuales". Las diligencias instruidas fueron remitidas a la Autoridad Judicial competente, informó la Benemérita.

Por otro lado, las protectoras Santuario de la Candela, Fundación Caballos en Peligro, Asociación de Animales Casa de Postas, Asociación Protectora de Animales y Plantas de Ayamonte, Fundación Benjamín Menheit, Asociación Parenas, Asociación Protectora de Animales y Plantas de Málaga y Protectora de Animales Par Rescue Álora se hicieron cargo de 51 de los animales intervenidos.

Por todo ello, la Guardia Civil ha recordado la campaña llevada a cabo contra el castigo y abandono de animales familiares 'Yo sí puedo contarlo', cuyo propósito es mentalizar a los ciudadanos a fin de que fomenten medidas primordiales en la protección, ordenación y confort para los animales de compañía y denuncien las formas de proceder contrarias.

Más información

Investigado por castigo animal en Manzanilla (Huelva) tras hallar una rehala de 56 perros anémicos y dejados