• sábado 10 de diciembre del 2022

Investigados por lesiones por desidia los dueños del 'escape room' de Cájar (Granada) donde una mujer fue abrasada

img

GRANADA, 30 Jun.

La Guardia Civil inspecciona por un delito de lesiones por desidia a los tres causantes del 'escape room' de Cájar (Granada) en el que una mujer de 42 años padeció el pasado domingo quemaduras muy graves tras ser rociada con un líquido que llevaba gasolina, tema por el que continúa ingresada en la UCI de la unidad de Quemados del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla con pronóstico grave.

Uno de los juegos consistía en recibir lo que de entrada debía ser agua de un cubo, más allá de que el líquido del mismo fue inflamable al contacto con el fuego, con lo que la mujer ardió. La Guardia Civil ahora tomó declaración a los tres causantes de este negocio en compañía de sus abogados en el contexto de las diligencias que han de ser remitidas al Juzgado, conforme han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado, y el lugar continúa sellado esperando de las resoluciones que logre tomar el juez.

En un primer instante la herida, que padece quemaduras de segundo nivel, fue trasladada a un centro sanitario en Granada, más allá de que, dado su estado fue trasladada en helicóptero a la Unidad de Grandes Quemados del Hospital Universitario Virgen del Rocío, en Sevilla, donde continúa desde ese momento ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos con pronóstico grave, conforme han detallado a Europa Press fuentes sanitarias.

Por su parte, las compañías dedicadas al servicio de ocio de escape room de la provincia de Granada hicieron público un aviso en las últimas horas en el que quisieron dejar perseverancia de que estos negocios siempre y en todo momento se han "preocupado por cumplir todas y cada una de las reglas y protocolos de seguridad" que se les aplican, tratando sugerir a los clientes del servicio "un servicio de calidad y, por supuesto, sin riesgo".

Recalcan en este sentido que "únicamente la salón implicada en este poco afortunado hecho decidió meses atrás, sin el saber pleno del resto compañías, integrar ocupaciones con un nivel de peligro y peligrosidad que no se corresponden con el término de un escape room". Junto a ello han reivindicado que "integrar ocupaciones que comprometen peligro o cualquier riesgo para clientes del servicio, trabajadores o instalaciones hacen que el servicio brindado no logre, bajo concepto alguno, llamarse escape room, por más que se integren asimismo pruebas comunes en una salón de escape".

"Hablamos de otro género de actividad con la que no estamos determinados y que habría de ser regulada de manera sin dependencia. Incluir prácticas que pongan bajo riesgo la integridad física de los competidores no pertenece a la actividad de un escape room", abunda el colectivo en este comunicado publicado por comunidades en el que asimismo se detallan "siendo conscientes de que el fenómeno de los escape rooms está en apogeo y piensa una actividad de ocio muy popularizada hoy en día" y "a la sombra de este éxito, se quiere integrar ocupaciones que nada tienen relación con esto y que acarrean un descrédito y una apariencia negativa para las salas de escape room reales, que solo quieren sugerir un ocio sano, entretenido y, evidentemente, seguro", defienden.

Más información

Investigados por lesiones por desidia los dueños del 'escape room' de Cájar (Granada) donde una mujer fue abrasada