Irregularidades de etiquetado y seguridad encontradas en el 25% de los juguetes vendidos en Andalucía, según Consumo

Irregularidades de etiquetado y seguridad encontradas en el 25% de los juguetes vendidos en Andalucía, según Consumo

La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía está llevando a cabo una campaña de inspección para garantizar que los juguetes que se venden cumplan con los requisitos de seguridad y estén correctamente etiquetados. Según informes, uno de cada cuatro juguetes vendidos en Andalucía presenta irregularidades en etiquetas y seguridad.

Esta campaña, que comenzó en mayo, tiene un alcance autonómico y cuenta con la participación de todos los Servicios de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Consumo. Durante la misma, se prevé controlar al menos 430 productos y tomar muestras de 65 de ellos para su análisis en laboratorio, con el objetivo de verificar su seguridad, según ha informado la Junta en un comunicado.

En caso de detectar algún producto inseguro, se incluye en la Red de Alerta de Productos de Consumo y se procede a su retirada del mercado. En este sentido, los consumidores también juegan un papel importante al denunciar aquellos productos que consideren inseguros o peligrosos, como los que representan riesgos de asfixia, electrocución, daño ocular o auditivo, quemaduras o cortes.

Si se detecta un producto problemático, los consumidores deben presentar una denuncia dirigida al Servicio de Consumo Provincial, proporcionando información detallada sobre el producto, como nombre, marca, lote, referencia y empresa responsable; además, deben indicar dónde adquirieron el producto, describir los hechos y aportar pruebas como fotografías o vídeos que respalden sus reclamaciones.

La Administración revisará la documentación y analizará el producto en cuestión. Si se confirma que el producto es inseguro, la Dirección General de Consumo lo notificará a la Red de Alerta de Productos de Consumo. En el sitio web de la campaña se pueden encontrar los diferentes tipos de juguetes que serán objeto de control.

En 2022, la campaña de inspección de etiquetado y seguridad de los juguetes llevó a cabo un total de 426 acciones, resultando en 101 actas de incumplimiento, lo que representa el 23,7% del total. Respecto a las muestras tomadas, de las 66 analizadas, 26 presentaron incumplimientos en etiquetado o seguridad, lo que supone el 39% del total.

El mayor porcentaje de incumplimientos se debió a la falta de información sobre la dirección del fabricante en el juguete, envase o documento adjunto; a la ausencia del símbolo gráfico de limitación de edad o de las advertencias "no conviene para niños menores de 36 meses" en juguetes no destinados a esa franja de edad; al diseño incorrecto del símbolo gráfico de limitación de edad según la normativa; y a la falta de advertencias visibles y legibles en el juguete, etiqueta o embalaje.

Categoría

Es Andalucía - Sevilla