• jueves 06 de octubre del 2022

Junta prevé priorizar en 2022 exhumaciones y también identificaciones y constituir el comité de símbolos contrarios a la Memoria

img

SEVILLA, diez Jul.

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía apuesta, en temas de memoria democrática, por priorizar en este año 2022 "las actuaciones dirigidas a la exhumación de fosas" y "la posterior identificación genética de los restos recuperados", y contempla constituir el Comité Técnico sobre Símbolos contrarios a la Memoria democrática de Andalucía.

Así se recopila en el boceto del Plan Anual de Memoria Histórica y Democrática para 2022, al que tuvo ingreso Europa Press al quedar expuesto a información pública, y al que se tienen la posibilidad de enseñar alegaciones en un período que concluye el próximo 2 de agosto.

Este plan se enmarca en el I Plan cuatrienal 2018-2022 cuya aprobación acordó el Consejo de Gobierno de la Junta el 13 de noviembre de 2018 para el "avance de la política pública de memoria democrática en Andalucía, fundamentada en los principios enserio, justicia y reparación, tal como de garantía de no reiteración, y en los valores democráticos de concordia, convivencia, pluralismo político, defensa de los derechos humanos, cultura de paz y también igualdad de hombres y mujeres".

En preciso, el Plan Anual de Memoria Histórica y Democrática para 2022 tiene como propósito "proseguir con el trabajo creado por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico con el de fin asentar las políticas de memoria histórica y de concordia entre todos y cada uno de los andaluces", según se recopila en el boceto, donde se detalla que, "como expresión máxima de las acciones dirigidas a la reparación de las víctimas, en cumplimiento de lo preparado en la Ley 2/2017 --de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía--, a través de el presente plan se priorizan las actuaciones dirigidas a la exhumación de fosas y a la posterior identificación genética de los restos recuperados".

El boceto del plan para este año 2022 contempla 2 objetivos en general --que son los de "cooperación y coordinación de las gestiones públicas, entidades memorialistas y ciudadanía", y "reconocimiento institucional y reparación de las víctimas"-- y cinco operativos.

Así, el plan contempla la celebración de "convenios con otras Consejerías de la Junta de Andalucía" y con "entidades locales que logren ayudar a desarrollar y progresar las acciones en temas de memoria histórica y concordia", y con la Administración General del Estado "para apresurar los trabajos de ubicación y exhumación de víctimas desaparecidas".

La "renovación de convenios con universidades en esos casos en que esté justificado y de esta forma lo tengan en cuenta favorable las partes" es otra de las acciones contempladas en el primer propósito operativo, en el marco del que "se proseguirá dando cumplimiento a los compromisos comprados por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico a través de la firma del convenio con la Diputación de Sevilla y el Ayuntamiento de Sevilla para la exhumación de los restos que se encuentren en la fosa de Pico Reja, al que el año pasado se ha incorporó el Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática".

Del mismo modo, "una vez firmado el convenio de colaboración con la Diputación de Córdoba y el Ayuntamiento de Córdoba de cara al desarrollo de los trabajos de exhumación de las fosas de los cementerios de la Salud y San Rafael, en Córdoba, se va a dar cumplimiento a las actuaciones y fines que en exactamente el mismo se prevén", según se comunica en este plan, en el que se señala que, para este año 2022, las aportaciones de las tres gestiones va a ser de 365.000 euros", de los que 125.000 corresponden a la Junta.

Además, la Consejería de Cultura se compromete en este plan a desarrollar "durante este año 2022" las actuaciones y los objetivos contemplados en los convenios de colaboración firmados en el último mes del año de 2021 con cinco universidades públicas andaluzas de cara al desarrollo de los trabajos de ubicación de fosas en las provincias de Jaén, Cádiz y Málaga, y de exhumación de fosas --en las provincias de Granada y Sevilla-- de las víctimas desaparecidas a lo largo de la Guerra Civil y la Dictadura".

La Junta informa además de esto en este boceto que, "caso de que el Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática trasfiera elementos financieros a la red social autónoma de Andalucía en cumplimiento del Plan Cuatrienal (2021/2024) para la búsqueda y también identificación de personas desaparecidas a lo largo de la Guerra Civil o la opresión política posterior, se va a poder emprender la prórroga de los convenios suscritos con las universidades andaluzas en esos casos en que se estime preciso".

Por otro lado, la consejería que dirige en la actualidad en funcionalidades Patricia del Pozo apunta en este boceto que, "sabiendo que el convenio hoy día vigente en temas de identificación de víctimas expirará el próximo 11 de septiembre del presente año, se impulsará la prórroga del mismo por un período de un año".

Además, y "con la intención de ofrecer cumplimiento a lo preparado" en el producto 13.3 de la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, "se proseguirá con los trámites para cambiar el convenio de colaboración concreto entre la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía y la Universidad de Granada para la creación de un Banco de Datos de ADN de restos de víctimas de la Guerra Civil y la posguerra hallados en fosas de la red social autónoma andaluza, con el fin de integrar en tal Banco las
muestras de esas personas voluntarias que, tras su acreditación, deseen ser parte de este banco de datos por su condición de familiares víctimas".

Por otro lado, la Consejería se ofrece, por ejemplo acciones, ofrecer subvenciones a entidades memorialistas, a municipios y a universidades, en los tres casos "priorizando a las que dirijan sus actuaciones a trabajos ubicación y exhumación de fosas con víctimas desaparecidas", tal como festejar "asambleas con el Consejo de Memoria Histórica y Democrática" y realizar la "banco de información en temas de ubicaciones y exhumaciones de fosas que integre todas y cada una de las actuaciones, sujetos, elementos y desenlaces".

Por otro lado, la Junta contempla en su plan impulsar la realización de "actuaciones de indagación, ubicación, delimitación, exhumación y estudio antropológico de restos hallados en fosas del territorio" de la red social autónoma de 230.000 euros.

De igual modo, la Consejería de Cultura ofrece la celebración de las jornadas dirigidas a la ciudadanía llamadas 'Letras para la concordia' donde "distintos especialistas van a tratar sobre los sacrificios que varios escritores y también intelectuales españoles, ideológicamente enfrentados, realizaron para hacer más simple el sendero de concordia que dejara el establecimiento de la Democracia en España desde 1978".

También, ayudar, "en el contexto de competencias que la ley asigna a la Administración autonómica, en las indagaciones de menores recién nacidos sustraídos y pequeños adoptados sin autorización de sus progenitores a lo largo del periodo al que tiene relación la normativa vigente".

Finalmente, la Consejería se ofrece para este año 2022 actualizar el Inventario de Lugares de Memoria Democrática, y la "constitución del Comité Técnico sobre Símbolos contrarios a la Memoria Democrática de Andalucía".

El presupuesto para efectuar las actuaciones previstas en este Plan sube a 1.390.129 euros, "a eso que va a haber que sumar la aportación que, en su caso, lleve a cabo la Administración General del Estado en cumplimiento del Plan Cuatrienal (2021/2024) para la búsqueda y también identificación de personas desaparecidas a lo largo de la Guerra Civil o la opresión política posterior, de conformidad con los criterios de reparto que se establecieron en la I charla Sectorial de Memoria Democrática".

Más información

Junta prevé priorizar en 2022 exhumaciones y también identificaciones y constituir el comité de símbolos contrarios a la Memoria