Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

'Kichi' confía en que su causa por prevaricación sea archivada por actuar dentro de la legalidad como alcalde.

'Kichi' confía en que su causa por prevaricación sea archivada por actuar dentro de la legalidad como alcalde.

El exalcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', ha comparecido como investigado por un presunto delito de prevaricación en el Juzgado de Instrucción número dos de la capital gaditana. Se le acusa por el papel que jugó un asesor que el gobierno local introdujo en el Ayuntamiento en 2018. González ha afirmado que se actuó cumpliendo estrictamente la legalidad y con pleno conocimiento de lo que era posible hacer, expresando su esperanza de que el caso sea archivado.

"No tenemos nada que ocultar. Estamos completamente tranquilos. Todo lo que se hizo, se hizo en beneficio de la ciudad y, obviamente, respetando escrupulosamente la legalidad", declaró el exalcalde a su salida de los juzgados, donde acudió para esclarecer los hechos de la causa. Señaló que resulta sorprendente que el PP se presente como acusación en este caso, al igual que en las 17 causas previas.

"Hemos respondido de manera diligente para aclarar los hechos y colaborar con la justicia. Somos los primeros interesados en que se aclare la situación. No tenemos nada que esconder", reiteró el exalcalde, enfatizando la actuación del PP y su estrategia en la ciudad. Según él, para el PP, simplemente el hecho de no estar en el gobierno ya constituye un acto ilegal, lo cual, en su opinión, queda respaldado por las numerosas denuncias previas.

Los hechos en cuestión se centran en las acciones del asesor que el gobierno local trajo a Cádiz en 2018, quien, según la acusación, estuvo manipulando documentos municipales sin ser oficialmente parte de la plantilla ni designado como asesor del alcalde o cualquier entidad municipal relacionada. La llegada de este asesor al Ayuntamiento, según la investigación iniciada en 2021, habría sido respaldada por la organización nacional de Podemos, donde trabajaba en Madrid y se le consideraba un experto en Contratación.

Esta supuesta actuación y respaldo del asesor por parte del equipo de gobierno local ha sido negada por el exalcalde, quien sostiene que no emitió órdenes, ya que de haberlo hecho, los funcionarios habrían protestado, lo cual no ocurrió, según su versión.