Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

La borrasca Nelson oscurece el Miércoles Santo en Andalucía con fuertes vientos y lluvias.

La borrasca Nelson oscurece el Miércoles Santo en Andalucía con fuertes vientos y lluvias.

Desde Sevilla, en el cuarto día de Semana Santa 2024, la lluvia y el viento han sido los protagonistas. La borrasca Nelson ha llegado en el Miércoles Santo, desafiando a las distintas hermandades que tenían previsto realizar su estación de penitencia. A pesar de las predicciones desfavorables, algunas cofradías como El Carmen Doloroso y El Buen Fin han desafiado al 90% de probabilidad de lluvia y han salido a las calles del centro.

En Huelva, las hermandades del Miércoles Santo han debido suspender sus salidas procesionales debido a las inclemencias meteorológicas de la borrasca Nelson, con fuertes rachas de viento y precipitaciones. En Jaén, las hermandades también optaron por no procesionar, ante la lluvia intermitente y el viento fuerte en la capital.

En Granada, el mal tiempo obligó a la suspensión de la estación de penitencia de varias cofradías, como Los Gitanos y Los Estudiantes. La incertidumbre persiste en cuanto a si la capital se quedará sin cofradías en la calle por tercer día consecutivo.

En Málaga, tras un martes con lluvias, el Miércoles Santo vuelve a ser una incógnita debido a las condiciones climáticas. Varias hermandades, como la Archicofradía de la Expiración, han decidido suspender sus procesiones. Sin embargo, la cofradía de El Rico realizará una salida especial para la liberación del preso.

En Cádiz, algunas hermandades han podido procesionar en el Miércoles Santo, como La Sentencia, mientras que otras como Las Aguas y las Cigarreras han optado por no realizar su estación de penitencia. En Córdoba, cuatro de las seis hermandades previstas para ese día decidieron suspender sus salidas, ante la lluvia y el viento.

En Almería, las hermandades acordaron demorar sus salidas debido al viento intenso, con la Hermandad del Calvario siendo la primera en comunicar la suspensión de una parte de su procesión. En todas las provincias andaluzas, la inestabilidad climática ha generado cancelaciones y cambios en los programas de las cofradías, evidenciando la incertidumbre provocada por las condiciones meteorológicas.

Así, los primeros días de la Semana Santa en Andalucía han estado marcados por la preocupación ante las precipitaciones y el viento, que han obligado a ajustar los planes de las hermandades. Desde el Domingo de Ramos, con lluvias y barro, hasta el Martes Santo, con alteraciones en los recorridos, las cofradías han tenido que adaptarse a las condiciones cambiantes para llevar a cabo sus estaciones de penitencia.