Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

La CHG advierte sobre la deterioración del acuífero de Doñana después del "período de sequía más extenso desde 1970".

La CHG advierte sobre la deterioración del acuífero de Doñana después del

En el informe elaborado por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) se ha concluido que el Parque Nacional de Doñana lleva doce años consecutivos sin tener un año considerado como húmedo. Esto convierte a este periodo en el más seco desde 1970. Además, se destaca que la evolución de los niveles en los acuíferos ha sido desfavorable, según los datos recogidos por los piezómetros que miden las aguas subterráneas.

Según el informe al que tuvo acceso Europa Press, la precipitación del año hidrológico 2022/23 fue de 323 mm, lo que corresponde a un 62% de la media. Esto prolonga el periodo seco en la zona, ya que el último año húmedo registrado en Doñana fue en 2010/2011 con 742 mm. En consecuencia, este periodo de doce años es el más seco desde 1970.

A lo largo del año, el otoño fue seco con un 69% de la precipitación media, seguido por un invierno muy seco (el tercero más seco desde 1970). La primavera fue normal y el verano fue húmedo. No obstante, la situación general sigue siendo de sequía en la zona.

El informe también analiza las temperaturas, indicando que la media anual fue la más alta desde 1978/79, siendo más de dos grados superior a la media. Esta tendencia a un clima más cálido es considerada atípica y preocupante.

En cuanto a los piezómetros que miden las aguas subterráneas, se ha determinado que aquellos que se encuentran en los sectores Sur del Arroyo de la Rocina, Sur de Villamanrique, Vera-Retuerta, Zona Costera y Arroyo de la Rocina tienen un estado acorde a la pluviometría, pero se les ha asignado la etiqueta de "Prealerta". Por otro lado, los sectores Cabecera Norte de la Rocina, Lagunas de Doñana, Sur de Villamanrique, Cabecera sur de La Rocina, Norte del Arroyo de La Rocina, Ecotono Norte, Norte del Rocío, Abalario, Zona Norte, Marismas y Sector Intermedio presentan un estado piezométrico peor al esperado, por lo que se les ha asignado la calificación de "Alerta".

El informe también analiza el complejo de lagunas peridunares del Parque Nacional, revelando que la superficie inundada en 2022/2023 fue menos de la mitad de la mediana registrada en el periodo de referencia. Las lagunas de Santa Olalla, Dulce, Paja y Sopetón fueron las únicas que tuvieron una lámina de agua reseñable, aunque la de Santa Olalla se secó nuevamente por segundo año consecutivo.

En cuanto a las conclusiones del informe, se destaca la evolución desfavorable de los piezómetros a pesar de las disminuciones en las extracciones de agua desde 2015. Esto compromete el buen estado de los recursos subterráneos y de los ecosistemas terrestres dependientes en la zona de Doñana. Se recomienda la implementación de medidas para revertir esta situación y asegurar el buen estado cuantitativo de los recursos para el año 2027.

En respuesta a este informe, el portavoz en Doñana de WWF, Juanjo Carmona, ha expresado su preocupación por la sequía prolongada en la zona. Además, ha pedido a las administraciones que tomen medidas urgentes para controlar las extracciones de agua y revertir la situación.