Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

La Estación Biológica advierte que Doñana sigue en peligro a pesar de las lluvias.

La Estación Biológica advierte que Doñana sigue en peligro a pesar de las lluvias.

Las lluvias caídas en las últimas semanas han supuesto un gran alivio para el Parque Nacional de Doñana, según el director de la Estación Biológica de Doñana (EBD), Eloy Revilla. Sin embargo, aunque han sido beneficiosas para detener la mortalidad de la vegetación y llenar las marismas, el acuífero aún no se ha recuperado por completo.

Revilla explicó en una entrevista para Canal Sur Televisión que las lluvias de marzo y abril han cambiado la situación en Doñana, deteniendo la mortalidad masiva de pinos, alcornoques y matorrales que dependen del agua del suelo. Aunque las marismas han captado agua y la mayoría está inundada, la profundidad es baja y está descendiendo rápidamente debido al calor y a las condiciones climáticas.

Además, Revilla destacó que las lagunas se encuentran prácticamente secas, con solo un 2% de agua en algunas de ellas. A pesar de la mejora en la situación, Doñana aún no ha salido del momento crítico, ya que la recuperación del acuífero requiere tiempo y el nivel de precipitaciones aún no ha alcanzado la media anual.

En cuanto al uso del agua en Matalascañas, Revilla señaló que la sobreexplotación del acuífero es un problema común en la zona. Se está considerando cambiar los puntos de extracción de agua temporalmente y establecer una conducción para garantizar un uso sostenible y evitar la salinización del acuífero en la costa.

Sobre el anuncio del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, de que el Consejo de Participación decidirá el plan para Veta La Palma, Revilla lo consideró una buena noticia. La compra de esta finca y el compromiso de restaurarla a medio y largo plazo son importantes para la conservación de Doñana, especialmente debido al deterioro del estuario y la importancia de la zona para las aves migratorias.

En resumen, a pesar de la mejoría en la situación, Doñana todavía enfrenta desafíos en la recuperación del acuífero y la gestión sostenible del agua en la región, que son cruciales para la preservación de este importante ecosistema.