• miércoles 05 de octubre del 2022

La Fiscalía de Granada solicita prisión para una mujer que hostigó a un usado con comentarios racistas

img

GRANADA, 9 Jul.

La Fiscalía de Granada ha pedido la pena de un año de prisión para una mujer acusada de atentar contra la dignidad de un usado por fundamentos racistas, de cuyo trabajo se quejó a lo largo de años de forma reiterada realizando alusión al color de su piel hasta provocarle un trastorno de ansiedad.

La acusada tenía un trabajo de encargada de la administración de la estación de buses de Ganada y entre sus realizados se encontraba supervisar el cumplimiento del servicio de limpieza por las compañías concesionaria, según consta en el escrito de conclusiones temporales de la Fiscalía, al que tuvo ingreso Europa Press.

En el lapso de su trabajo, la acusada elaboró protestas reiteradas sobre el nivel de cumplimiento de las obligaciones establecidos de la compañía sobre la limpieza de los automóviles y desde 2014 las protestas se habían basado en el desempeño laboral de un trabajador específicamente.

La actitud de la acusada desencadenó, según la Fiscalía, que este trabajador fuera dado de baja médica en el mes de octubre de ese año por "reacción adaptativa socia al ambiente laboral".

Unos años después, el 5 de septiembre de 2019, la Fiscalía cuenta otro episodio en el que la acusada se quejó del desempeño de este trabajador y le requirió a fin de que limpiara en su presencia distintos automóviles mientras que le insultaba. "Pasmarote" o "negrillo de mierda" fueron varios de los comentarios que le profirió, llegando a lamentarse a una tercera persona pues "hemos cogido que ha limpiado el negro".

De hecho, se quejó al solicitado de su compañía refiriéndose a este trabajador como "el morenito" con el propósito de humillarle "realizando hincapié insignificante y gratis al color de su piel". La situación terminó con comentarios sobre de qué manera lo iba a arreglar la acusada, que en un instante particular manifestó que "como los de Vox, que van a terminar, yo haré igual con esto".

A consecuencia de este episodio el trabajador solicitó la baja médica al día después por un trastorno de ansiedad popularizado que se extendió a lo largo de 180 días, según determinó el informe siquiátrico forense.

La Fiscalía acusa a esta encargada de un delito contra los derechos constitucionales, en concreto de un ataque a la dignidad personal por fundamentos racistas, y demanda que sea sentenciada a un año de prisión, el pago de una multa de 2.430 euros y a cinco años de inhabilitación para trabajar en el ámbito enseñante, deportivo y de momento de libertad. El juicio está pensado para el próximo 13 de julio en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada.

Más información

La Fiscalía de Granada solicita prisión para una mujer que hostigó a un usado con comentarios racistas