Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

La JEC solicita a Moreno que evite vulnerar la neutralidad tras censurar su acto con tortugas bobas.

La JEC solicita a Moreno que evite vulnerar la neutralidad tras censurar su acto con tortugas bobas.

La Junta Electoral Central ha estimado parcialmente una denuncia contra el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, por un acto en el que soltaron una tortuga boba en Rota (Cádiz). Consideran que las declaraciones del presidente andaluz durante el evento violaron la prohibición establecida en el artículo 50.2 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg).

A pesar de esto, la Junta Electoral Central ha decidido no abrir un expediente sancionador contra Moreno debido a las circunstancias presentes. Sin embargo, le ha pedido que retire de las cuentas institucionales en internet y redes sociales las declaraciones valorativas realizadas durante el evento. Además, la Junta insta a Moreno a que en futuros actos institucionales extreme su cuidado para no violar el principio de neutralidad exigido durante el proceso electoral, según lo establecido en el artículo 50.2 de la Ley.

La Junta Electoral Central exime al Gobierno andaluz en su conjunto de recibir una advertencia similar, así como al consejero Fernández-Pacheco, tal y como lo solicitaba la denunciante.

El auto de la Junta Electoral Central reproduce las declaraciones del presidente andaluz durante el evento, en las que expresaba compromiso con la sostenibilidad medioambiental y la defensa de los valores naturales. El organismo argumenta que estas declaraciones fueron leídas mayoritariamente durante un acto público institucional, lo que indica que fueron planeadas previamente y no resultaron de una intervención espontánea o de preguntas formuladas por periodistas. Según la Junta, estas declaraciones buscaban promover una valoración positiva de la gestión medioambiental del gobierno autonómico, lo cual se considera parte de una "campaña de logros".

La Junta Electoral Central considera que estas declaraciones vulneraron la Ley Electoral, ya que no eran necesarias para la salvaguarda del interés público o el adecuado funcionamiento de un servicio público. El organismo señala que este tipo de apreciaciones valorativas con fines electorales pueden ser legítimas en una campaña política o en el ejercicio de la libertad de expresión, pero no en el desempeño de la actividad institucional de una autoridad pública.