Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

La Junta cuestiona la rápida reacción del PSOE para limpiar el caso ERE mediante el archivo del TC, tildándolo de engaño.

La Junta cuestiona la rápida reacción del PSOE para limpiar el caso ERE mediante el archivo del TC, tildándolo de engaño.

El consejero portavoz del Gobierno andaluz, Ramón Fernández-Pacheco, ha expresado su desaprobación ante la actuación de dirigentes del PSOE, quienes han intentado minimizar el escándalo de los ERE después de las decisiones del Tribunal Constitucional (TC) sobre los recursos presentados por exaltos cargos socialistas condenados en el caso. Incluso llegaron al extremo de difundir información falsa, como el rumor de que el TC había cerrado el caso.

En una comparecencia tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, Fernández-Pacheco destacó los borradores de sentencia de la vicepresidenta del TC, Inmaculada Montalbán, que proponen exonerar a la exconsejera de Hacienda Carmen Martínez Aguayo y al exconsejero de Empleo Antonio Fernández de los cargos de malversación que les valieron condenas de prisión.

El portavoz del Gobierno andaluz señaló la peculiaridad de los acontecimientos, desde que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara durante la campaña electoral un fallo del TC en favor de Magdalena Álvarez, hasta la confirmación posterior por parte del Tribunal. Esta secuencia de eventos sin precedentes ha despertado sospechas sobre la objetividad del TC en este caso.

Fernández-Pacheco no dudó en calificar el caso de los ERE como el mayor escándalo de corrupción de la historia de España, donde se desviaron más de 680 millones de euros destinados para los desempleados andaluces. Criticó a los dirigentes socialistas que piden disculpas al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en lugar de asumir su responsabilidad por el despilfarro del dinero en actividades ilícitas.

El portavoz gubernamental recordó que aún hay cien causas pendientes de juicio en relación con los ERE y desafió a quienes niegan la existencia del caso a explicar el paradero de los 680 millones de euros. Aseguró que el Gobierno andaluz continuará luchando para recuperar cada céntimo desviado y desmantelar la red clientelar que permitió al PSOE mantener su dominio político en Andalucía.

Al ser cuestionado sobre la imparcialidad del TC, Fernández-Pacheco destacó las amistades y vínculos políticos de algunos magistrados con los implicados en el caso de los ERE. Expresó su preocupación por la falta de neutralidad en las decisiones del Tribunal, especialmente después de la conducta de ciertos miembros que han ocupado cargos en gobiernos socialistas. Todo esto sugiere, según el portavoz, una posible influencia del Gobierno en las decisiones del TC.