• lunes 26 de septiembre del 2022

La Junta estudia agrandar su decreto de sequía con alguna obra agregada y demandará mucho más inversión al Gobierno

img

SEVILLA, 16 Sep.

La Junta de Andalucía va a estudiar en las próximas un par de semanas si gran los 2 decretos de sequía que aprobó en la pasada legislatura, dotados en conjunto con 141 millones de euros, para integrar alguna obra de urgencia agregada que sea precisa, y definirá las necesidades que elevará al Gobierno central para enfrentar este inconveniente, que van a pasar primordialmente por un incremento de la inversión en la Cuenca del Guadalquivir y también aumentar la aptitud de las desaladoras.

Éstas fueron las primordiales conclusiones de la primera asamblea de la Comisión de Seguimiento de la Sequía, dirigida por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, y donde participaron los causantes de las consejerías de Presidencia, Agricultura, Desarrollo Sostenible, Fomento, Política Industrial y Turismo, que han evaluado la situación de los decretos de sequía aprobados por el Gobierno andaluz, cuya ejecución está hoy día al 48%.

"Se tomó la resolución de que esos decretos de sequía se logren agrandar", explicó en rueda de prensa posterior al acercamiento la consejera de Agricultura, Carmen Crespo. La consejera ha incidido en que se ha analizado de qué forma están las medidas aprobadas por la Junta y "la orden que dió en la comisión de rastreo el presidente es que se ampliaría si es requisito ese decreto de sequía para emprender alguna obra de urgencia agregada".

Entre los datos encima de la mesa de este viernes figuraba que los embalses están bajo el 25% de su aptitud, con lo que se dieron quince días, hasta la próxima asamblea, para proponer si son primordiales mucho más actuaciones "de urgencia". También para determinar las necesidades mucho más urgentes que dirigirán al Gobierno central, que pasan por una parte en acrecentar su decreto de sequía, que destinaba una inversión de en torno a 9,6 millones a la Cuenca del Guadalquivir, y ofrecer mucho más aptitud a las desaladoras mediante una apuesta por bastidores de urgencia.

Crespo ha subrayado que el Gobierno central tiene competencias sobre el 67% de la Cuenca del Gudalquivir, un apunte que ha utilizado de referencia para cotejar los 141 millones invertidos por la Junta y los 9,6 premeditados a la cuenca desde Moncloa. "Les vamos a soliciar que el decreto de sequía se aumente. Es muy poca cantidad para un Guadalquivir con necesidad y con una sequía pertinaz extrema".

Dentro de esa ampliación del decreto de sequía del Gobierno central, Andalucía solicitará, entre otros muchos, "sondeos de urgencia" y la oportunidad de balsas. "Puede aumentarse ese decreto de manera urgente", ha insistido la consejera, que ha remarcado también que estas necesidades no se fundamentan en el combate entre gestiones.

"No es cuestión de confrontación", ha apuntado antes de añadir que "Andalucía precisa al Gobierno de España en sus competencias a fin de que actúe en un largo plazo y de urgencia". "Deben arrimar el hombro", ha considerado la consejera, que ha insistido en que se solicita que el Estado "actúe de urgencia y asimismo en un largo plazo en esta red social autónoma a fin de que tengamos la posibilidad ir solventando este inconveniente más adelante", ya que la sequía "no es coyuntural, es estructural" por el encontronazo del cambio climático.

En este sentido, ha subrayado que Moreno ha pedido a sus consejeros que "arrimemos el hombro aun donde no tengamos competencias para proseguir adelante y solucionar ocasiones de contrariedad para bastantes ayuntamientos y esencialmente ámbitos productivos", como la ganadería y agricultura, "base económica del PIB andaluz".

Crespo asimismo se ha referido al acuerdo de la Comisión Central del Acueducto Tajo-Segura para autorizar un trasvase de agua desde la cuenca cedente de 7,5 hectómetros cúbicos para septiembre, que se destinarán únicamente a abastecimiento humano, una resolución que ha instado a repensar por el encontronazo que va a tener para la agricultura del norte de la provincia de Almería.

"Le nos encontramos pidiendo que piense y esta resolución que tomó la vuelva a meditar estableciendo un riego de socorro para los labradores de la región", ha sostenido la consejera, que dijo comprender que "por la parte de una administración se deban tomar resoluciones bien difíciles", pero ha pedido que éstas sean asimismo "equilibradas" y fundamentadas "en reportes científicos y no en resoluciones políticas".

Más información

La Junta estudia agrandar su decreto de sequía con alguna obra agregada y demandará mucho más inversión al Gobierno