Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

La Junta y el Gobierno se acercan a un acuerdo para fortalecer medidas contra la adicción al juego

La Junta y el Gobierno se acercan a un acuerdo para fortalecer medidas contra la adicción al juego

El Gobierno central y la Junta de Andalucía se unirán para fortalecer las medidas de protección y prevención contra la adicción al juego. Según un comunicado de prensa, la Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, responsable de las competencias en materia de Juego, y el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 están finalizando la firma de un convenio que permitirá compartir información entre los registros estatal y autonómico de interdicciones de acceso al juego, con el objetivo de reforzar las medidas de prevención y protección contra la ludopatía.

Estos registros son instrumentos destinados a recopilar la información necesaria para garantizar el derecho de los ciudadanos que lo soliciten de ser prohibidos de acceder a establecimientos y actividades de juegos como medida de protección contra la adicción al juego. La inscripción en el registro prohibirá el acceso a los establecimientos donde la administración pública determine la necesidad de identificar previamente al jugador. Los registros incluyen solicitudes voluntarias, las solicitadas por los propios establecimientos y personas incapacitadas por sentencia judicial.

El objetivo de este convenio, que será firmado por la consejera de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, Carolina España, y el ministro de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, Pablo Bustinduy, es establecer una colaboración entre los registros de interdicciones de acceso al juego a nivel estatal y autonómico, también conocidos como registros de autoprohibidos, para lograr un "modelo de protección óptimo" para los usuarios.

Esto permitirá impedir la participación en juegos en línea y el acceso a establecimientos de juego fuera de Andalucía que requieren identificación de los participantes a las personas inscritas en el registro andaluz. Además, funcionará en sentido contrario: las personas inscritas en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (Rgiaj) estatal no podrán acceder a establecimientos de este tipo en Andalucía.

Este convenio, que tendrá una duración inicial de cuatro años, surge del acuerdo del Consejo de Políticas del Juego del 14 de julio de 2021, que busca una mayor cooperación entre los registros estatal y autonómicos de interdicciones, basada en la "interconexión de los registros de prohibidos de todos los actores públicos involucrados en la regulación y supervisión de las actividades de juego y en la protección de los grupos vulnerables".

La firma de este convenio implica el reconocimiento mutuo de las inscripciones, modificaciones y cancelaciones realizadas por las autoridades de juego y permite transferir al Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (Rgiaj) las inscripciones en los registros autonómicos y viceversa.

Los datos de los inscritos en los registros de prohibidos serán tratados de acuerdo con la legislación nacional y europea de protección de datos personales. Las partes firmantes se comprometen a mantener la confidencialidad de los datos suministrados y tomarán las medidas necesarias en este sentido.