• miércoles 05 de octubre del 2022

La novedosa rebaja fiscal que suprime el impuesto de patrimonio en Andalucía entra en acción con su publicación en el BOJA

img

SEVILLA, 21 Sep.

El decreto ley de la Junta de Andalucía para cambiar la Ley de Tributos Cedidos que incluye la supresión del impuesto de patrimonio, la deflactación de los primeros tramos de la cuota del IRPF y la suspensión de canon de optimización de infraestructuras hidráulicas a lo largo del año 2023 ha entrado en vigor este miércoles 21 de septiembre con su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

La regla, que habrá de ser convalidada por el Parlamento --donde el PP-A tiene mayoría absoluta en esta legislatura--, contempla la supresión en la práctica del impuesto sobre el patrimonio a través de la bonificación del cien% de la cuota.

La Junta justifica la medida con la meta de captar nuevos impositores y que Andalucía se transforme en la vivienda fiscal de mayor número de impositores. El Gobierno andaluz cree que la bajada recaudatoria por la supresión del impuesto de patrimonio se logre mitigar con el aumento de impositores en IRPF.

La deflactación de los tres primeros tramos de la cuota autonómica del IRPF en un 4,3% afectará a todos y cada uno de los impositores, si bien favorecerá de forma particular al 82% que paga en estos tres primeros tramos. La medida entra en acción con efecto retroactivo a 1 de enero de 2022, con lo que se reflejará en la declaración del IRPF que se presente el próximo ejercicio.

La Junta justifica la deflactación para eludir que un aumento salarial, que en ningún caso va a poder compensar la fuerte subida de la inflación, implique una mayor tributación para el contribuyente y para sostener fuera de la tributación la una parte de la renta destinada a contemplar las pretensiones básicas.

También se amplían en exactamente la misma proporción (4,3%) los mínimos personales y familiares por los que no se paga en el IRPF por estimar que esa una parte de la renta, destinada a atender las pretensiones básicas de los impositores y sus familias, está incrementando como consecuencia de la inflación.

La suspensión del canon de optimización de infraestructuras hidráulicas, popular como 'canon del agua', a lo largo del año 2023 va a suponer un ahorro global estimado de 140 millones de euros para familias y compañías. Según la Junta, esta medida no afectará a la ejecución de infraestructuras hidráulicas en marcha merced al remanente de recaudación de 551 millones generado a lo largo de legislaturas precedentes.

El decreto ley contempla asimismo el aumento del período máximo para aplazamientos y fraccionamientos de las deudas contraídas por ciudadanos, compañías y también instituciones con la Junta de Andalucía, hasta 12 años con carácter general. El propósito de la Junta es ofrecer comodidades de pago a los impositores en el presente contexto de desaceleración económica.

Más información

La novedosa rebaja fiscal que suprime el impuesto de patrimonio en Andalucía entra en acción con su publicación en el BOJA