• lunes 26 de septiembre del 2022

La pobreza infantil en Andalucía "se dispara" tras la pandemia y consigue ahora a mucho más de 400.000 pequeños

img

SEVILLA, 30 Jun.

Un 27,9% de los menores de 18 años en Andalucía está en situación de pobreza, cinco puntos sobre el año previo. Así lo revela el análisis que hizo Save the Children a causa de la última Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) del Instituto Nacional de Estadística publicada este miércoles, y tomando como referencia el umbral de renta autonómico.

En total, el número de pequeños y pequeñas en situación de pobreza en 2021 en Andalucía se elevó a mucho más de 439.000. En su análisis, la organización alarma de que la pobreza infantil sobrepasa la pobreza de la población por norma general que sube 1,6 puntos respecto el año previo y consigue el 20,5%.

Según apunta Save the Children en una publicación oficial, las cantidades reflejan el "dramático" encontronazo de la pandemia en la vida de las familias andaluzas, en tanto que la ECV pertinente a 2021 recopila los datos de ingreso referidos a 2020, siendo la primera encuesta en medir el encontronazo real de la crisis social y económica derivada de la pandemia en la renta de las familias. Todo ello "prueba", a su juicio, la necesidad de que el nuevo Gobierno andaluz "ponga en marcha medidas urgentes para achicar la desigualdad y la pobreza entre aquellas familias que mucho más lo precisan".

Para el representante de Save the Children en Andalucía, Javier Cabrera, "es en especial alarmante el aumento del porcentaje de población infantil que vive en pobreza severa en Andalucía, que pasó de un diez,1% en 2020 a un 15,3% en 2021, lo que piensa mucho más de 240.000 pequeños y pequeñas viviendo en esta situación. Y todo lo mencionado pese a la introducción de medidas clave de pelea contra la pobreza, como el Ingreso Mínimo Vital y la Renta Mínima de Inserción Social de Andalucía".

Además, la organización alarma de que la carencia material y popular severa que perjudica a la niñez andaluza "ha incrementado paulativamente, pasando de perjudicar a un 5,9% de la población infantil en 2019, a un 9,3% en 2020 y llegando en 2021 a un 11,4% de pequeños y pequeñas menores de 18 años en la red social", lo que piensa que en la actualidad "cerca de 180.000 pequeños y pequeñas estén viviendo en una situación que piensa el nivel mucho más radical de escasez, lo que implica a la imposibilidad de atender pretensiones básicas para el confort y dignidad de la niñez".

La orgnanización señala que varios de los elementos contemplados en el análisis de la carencia material experimentaron incrementos esenciales: un 15,2% de pequeños y pequeñas vive en hogares andaluces que no tienen la posibilidad de posibilitarse sostener la vivienda con una temperatura correcta, en oposición al 9,3% que estaba en esta situación el año previo. El 7,3% de la niñez vive en hogares que no se tienen la posibilidad de aceptar una comida de carne, pollo y pescado cada un par de días, en oposición al 6,4% del año previo.

"De nuevo, los hogares con hijos y también hijas menores de edad se combaten a mayores tasas de pobreza", lamentan desde Save the Children, que apunta que el 24,5% de estos hogares está en situación de pobreza en oposición al 15,8% de los hogares sin menores a cargo. La brecha en medio de estos 2 géneros de hogares ha incrementado 4 puntos en relación a 2020 (20,8% en hogares con hijos y también hijas a cargo y 16,7% en los hogares sin menores a cargo).

Además, "si equiparamos los datos entre los últimos años, estamos con que la crisis afectó mucho más intensamente a los hogares con hijos y también hijas a cargo, en tanto que en los hogares sin menores a cargo las tasas de pobreza han disminuido", expresan.

Añaden que la diferencia "es del mismo modo importante" en la situacion de la pobreza severa (12,3% en los hogares con menores de edad en oposición al 8,3%). "Todo ello pone de relieve la necesidad de las familias con hijos y también hijas de tener ayudas para eludir que la crianza suponga un peligro de caer en la pobreza", afirman.

Save the Children alarma aparte de que la situación de los hogares monomarentales resulta "singularmente alarmante ya que se combaten a una tasa de pobreza del 44,4% (22,3 puntos por arriba con en comparación con año previo)". El análisis mantiene que las mujeres cuentan "con mayor precariedad y pobreza laboral, lo que influye en sus tasas de pobreza, desmesuradamente altas".

Asimismo, advierte de que "mucho más de la mitad de estos hogares están en una situación singularmente vulnerable, puesto que han incrementado sensiblemente los hogares monomarentales en situación de pobreza severa, que eran el diez,3% del total en 2020 y alcanzan en 2021 el 22,4%".

Este empeoramiento está íntimamente relacionado con el alza de los costes, singularmente de la energía o los alquileres. Ambos costos forman varios de los primordiales que se examinaron en el último informe de Save the Children, 'El coste de la crianza', y suponen "entre los causantes primordiales de puerta de inseguridad para las familias con hijos y también hijas". La organización ten en cuenta que el coste de criar un hijo en 2022 en Andalucia es de 641 euros por mes.

"Para 166.467 hogares andaluces, los mucho más depauperados, es de forma directa irrealizable contemplar este gasto, aun dedicando sus capital a ello. Desde 2018, el coste del precaución de los pequeños y pequeñas creció en la red social un 14%. Desde entonces, y hasta marzo del 2022, la inflación en este país ha incrementado un 11,3%. La crianza en Andalucía y el resto de España se ha encarecido sobre el aumento general de costes, ahora de por si acaso alto", muestra la organización.

"Todos estos datos ponen de manifiesto la necesidad de tomar medidas urgentes para achicar la desigualdad a la que hacen frente las familias mucho más atacables. Es esencial poner el foco en políticas que rompan el círculo de transmisión de la pobreza que, en 4 de cada cinco casos, se reproducen de generación en generación", asegura Cabrera.

Por último, la organización señala que para muchas familias con hijos y también hijas en Andalucía, la factura de la crianza "es inasumible y las aboca a los superiores escenarios de pobreza infantil que comprueba" de nuevo la Encuesta de Condiciones de Vida y que "son indignos" de una red social con un adelantado sistema de protección popular. Asegura que del sistema español de acompañamiento a las familias y también niñez está "entre los menos desarrollados del ambiente europeo", al asignar el 1,3% del PIB en acompañamiento a niñez y familias, en oposición al 2,3% de media en la UE.

Save the Children ofrece diferentes medidas para hacer más simple a las familias la crianza y también incitar la natalidad en Andalucía: llevar a cabo una asistencia de cien euros por mes de manera universal y cambiar la Renta Mínima de Inserción Social de Andalucía para transformarla en una prestación complementaria al Ingreso Mínimo Vital que amplíe la cobertura económica y acepte costos de vivienda de las familias con derecho a estas posibilidades.

"El nuevo Gobierno andaluz tiene en este momento la posibilidad de poner estas medidas en marcha para achicar los inaguantables escenarios de pobreza infantil. Estas proposiciones tendrían un encontronazo positivo sobre la niñez en situación de pobreza por el hecho de que invertir en la crianza de los pequeños y pequeñas evita ocasiones futuras de pobreza y exclusión popular y por el hecho de que atienden las ocasiones de mayor urgencia a las que se encara la niñez mucho más depauperada", concluye Cabrera.

Más información

La pobreza infantil en Andalucía "se dispara" tras la pandemia y consigue ahora a mucho más de 400.000 pequeños