Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Málaga promueve una línea ferroviaria de 47 km entre la capital y Marbella

Málaga promueve una línea ferroviaria de 47 km entre la capital y Marbella

Un estudio financiado por Unicaja Banco y elaborado por ARCS, Estudios y Servicios Técnicos y Analistas Económicos de Andalucía, ha sido presentado en Málaga con el objetivo de proporcionar un diagnóstico y identificar las necesidades para mejorar la conexión ferroviaria en la Costa del Sol. El informe sugiere la construcción de una nueva línea ferroviaria de 47 kilómetros que conectaría la línea de Alta Velocidad Córdoba-Málaga con Marbella, pasando por el aeropuerto y por varios municipios. Además, también propone la posibilidad de añadir dos ramales de conexión.

El estudio no se trata de un proyecto concreto, sino de una recopilación de información para respaldar la necesidad y la viabilidad del proyecto. Propone la creación de un Sistema Integral de Transporte inspirado en el concepto "Maas", que incluiría buses alimentadores, aparcamientos disuasorios y una nueva línea ferroviaria. También plantea la adaptación de la línea C1 existente para que sea compatible con la nueva línea y la línea de Alta Velocidad.

El trazado propuesto sería en su mayoría subterráneo y permitiría tiempos de viaje más rápidos, como 22 minutos entre el aeropuerto y Marbella. El informe estima que la demanda de pasajeros en 2032 podría oscilar entre 34 y 46 millones.

En cuanto al presupuesto, variaría dependiendo de las soluciones subterráneas propuestas. La opción con falso túnel tendría un costo de 2.500 millones de euros, mientras que la opción de túnel perforado ascendería a 2.761 millones de euros. Ambas opciones no incluyen el costo de los ramales de conexión.

El informe también destaca los beneficios ambientales y sociales de la construcción de la nueva línea, estimando un ahorro de 603,1 millones de euros al año. Además, se ha mencionado la posibilidad de financiación a través de fondos europeos y una colaboración público-privada.

El alcalde de Málaga y el presidente de la Diputación han expresado su voluntad de impulsar el proyecto y señalan que el estudio demuestra su rentabilidad económica y social. Ahora, se espera que el Gobierno central tome acción y comience a trabajar en la propuesta.