Niños de Algeciras (Cádiz) llaman la atención de los Reyes Magos con una antigua tradición de arrastre de latas.

Niños de Algeciras (Cádiz) llaman la atención de los Reyes Magos con una antigua tradición de arrastre de latas.

En la ciudad de Algeciras, en la provincia de Cádiz, miles de niños y niñas han participado en el arrastre de latas, una tradición que busca llamar la atención de los Reyes Magos. El objetivo es recordarles que no olviden dejar regalos en los hogares de la ciudad y la comarca del Campo de Gibraltar, donde también se celebra esta festividad.

Según la organización, este año se han repartido 5.000 dorsales, aunque a lo largo del recorrido se han sumado más personas, tanto niños como adultos, alcanzando una cifra superior a las 12.000 asistentes.

A las 12:00 horas comenzó la comitiva, en la cual los niños arrastraron sus latas y esculturas hechas con este material para recibir a los Reyes Magos en el Llano Amarillo. Pasadas las 13:00 horas, Sus Majestades de Oriente llegaron a bordo de un barco y recibieron "la llave maestra" del alcalde, José Ignacio Landaluce. Esta llave les permitirá acceder a todas las casas de Algeciras durante la noche.

Después de saludar a los niños que los esperaban en el embarcadero, Melchor, Gaspar y Baltasar se prepararán para repartir ilusión, caramelos y regalos en la cabalgata de la tarde. El evento comenzará a las 17:00 horas y tendrá un momento especial cuando los Reyes bajen de sus carrozas en el Parque María Cristina. Allí recibirán a los niños que quieran expresar sus últimos deseos desde tronos especialmente preparados para ellos.

El arrastre de latas es una antigua tradición originada en Algeciras. Su propósito es recordar a los Reyes Magos que no deben olvidar dejar sus juguetes en las casas de los niños. Según cuenta la leyenda, esta costumbre nació en tiempos de dificultades económicas, cuando los Reyes Magos no llevaron regalos a la ciudad. Los padres dijeron a sus hijos que los tres sabios de Oriente se habían quedado dormidos. Después de años sin celebrarse, en los años 90 se recuperó esta tradición y desde entonces, los niños arrastran miles de latas, generando ruido para asegurarse de que los Reyes no olviden su ciudad de nuevo.

Tags

Categoría

Cádiz