Ocho migrantes arrojados al mar en Sancti Petri por desconocidos en un área de fuertes corrientes, según el rescatista.

Ocho migrantes arrojados al mar en Sancti Petri por desconocidos en un área de fuertes corrientes, según el rescatista.

En la tarde de este miércoles, Javier González rescató con valentía a ocho inmigrantes que fueron arrojados desde una narcolancha a la playa de Sancti Petri, en Chiclana de la Frontera (Cádiz). Javier ha destacado que estos individuos estaban condenados al fracaso, ya que fueron lanzados en una zona con una fuerte corriente, que solo un experto podría sortear.

Javier relató en una entrevista en Canal Sur Televisión que se encontraba trabajando en la playa cuando presenció cómo una narcolancha comenzaba a arrojar a los inmigrantes en las zonas con mayor corriente, agravando aún más la situación debido a que no sabían nadar y llevaban ropa de abrigo.

Ante esta emergencia, Javier decidió llamar a su hijo y utilizar su embarcación tipo Zodiac para rescatar a los náufragos. Comenzaron por salvar a aquellos que estaban en peor estado, incluso encontrándose ya boca abajo, y fueron llevándolos a la orilla, donde el equipo del Club de Windsurf de Sancti Petri comenzó tareas de reanimación. Posteriormente, Javier se dirigió a rescatar al resto de inmigrantes, que ya se encontraban sufriendo hipotermia.

Javier González ha manifestado su indignación ante las acciones inhumanas de estas mafias, ya que presenció cómo los arrojaban al mar sabiendo que se iban a ahogar. Además, señaló que este incidente estaba relacionado con otro ocurrido anteriormente en Camposoto, donde fallecieron cuatro personas debido a la corriente.

A pesar de todo, Javier se muestra fuerte porque logró salvar ocho vidas. Sin embargo, no puede evitar sentir la tragedia que habría ocurrido si hubiese perdido a alguno de ellos. Es una situación terrible, concluyó Javier González.

Es importante recordar que el martes pasado, 35 inmigrantes, incluyendo seis menores, fueron arrojados al mar desde una embarcación en un intento de llegar a la orilla. De ellos, 27 fueron lanzados en la playa de Camposoto, en San Fernando, y fueron auxiliados 23, pero lamentablemente cuatro perdieron la vida. Por su parte, de los ocho arrojados en Sancti Petri, tres tuvieron que ser ingresados en el Hospital Puerto Real debido a su estado de salud.

Tags

Categoría

Cádiz