Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Padre acusado de envenenar a sus hijas encaraba posible condena de un año de cárcel en próximo juicio.

Padre acusado de envenenar a sus hijas encaraba posible condena de un año de cárcel en próximo juicio.

ALMERÍA, 18 Mar.

La Fiscalía iba a solicitar una pena de doce meses de prisión para el hombre que presuntamente ha asesinado este lunes con veneno a sus hijas de dos y cuatro años en un cortijo entre los municipios de Gérgal y Alboloduy (Almería) en el juicio señalado para el 10 de abril, aunque ha quedado extinguida la responsabilidad penal ya que, tras cometer el crimen, se ha quitado la vida.

El Ministerio Público interesaba su condena acusado de un delito de lesiones en el ámbito de la violencia contra la mujer y pedía, al margen de la pena privativa de libertad, que se le privara del derecho a la tenencia y porte de armas durante un periodo de dos años y se le prohibiera acercarse a la madre de sus hijas a una distancia de menos de 500 metros.

Según se recoge en el escrito de calificación provisional, fechado en diciembre de 2022, el presunto doble homicida habría agredido en una noche de mayo de 2022 a quien era todavía su pareja en el interior del domicilio familiar en Gérgal.

Durante una "discusión" y con "ánimo de menoscabar su integridad física", la "cogió" del brazo izquierdo y "le retorció la mano", lo que causó lesiones por las que la mujer "precisó asistencia médica" y tardó en curar "cinco días", según han informado fuentes de la Fiscalía Superior de Andalucía.

Las dos niñas de dos y cuatro años estaban con su padre en el momento del crimen en virtud del régimen de visitas acordado por un juez.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el régimen de visitas fue acordado en sentencia de marzo de 2023 por la autoridad judicial y establecía que el progenitor podía estar con sus hijas sábados y domingos de cada semana, entre las 12,00 horas y las 18,00 horas.

Ha puntualizado que la resolución señalaba que la madre debía trasladar a las menores al Punto de Encuentro Familiar para ser recogidos por su progenitor, pero que ella pidió "en varias ocasiones" que la entrega se realizara sin la intervención de los funcionarios del Punto de Encuentro, y ha precisado que la última de las peticiones en este sentido se realizó el pasado 4 de octubre.

En un comunicado, el TSJA ha explicado que desde el Punto de Encuentro se informó de que las partes "ya no estaban acudiendo a este mecanismo" para realizar la "entrega" de los menores.

Ha subrayado que "tanto por petición" de los "responsables" del Punto de Encuentro "con el visto bueno de la fiscalía", como por las "reiteradas peticiones por parte de la madre de las menores", el juzgado acordó en un auto de fecha 9 de noviembre de 2023 que "ya no interviniese" el Punto de Encuentro en las entregas acordadas en sentencia.

El TSJA ha apuntado que el hombre que presuntamente ha asesinado a sus dos hijas para después se quitó la vida tenía antecedentes judiciales y ha remarcado que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Almería instruyó una denuncia por malos tratos y amenazas cuyo juicio estaba "ya señalado para el día 10 de abril" ante el Juzgado de lo Penal 2 de la capital.

En esta línea, ha asegurado que, debido a los malos tratos, el juzgado había dictado orden de alejamiento respecto de su pareja y madre de las pequeñas de 500 metros y había ordenado la colocación de una pulsera de seguridad al presunto agresor "para evitar" el "contacto" con la mujer.

EL TSJA ha trasladado que "en varias ocasiones", ella "se negó a denunciar" y solicitó el "levantamiento de las medidas cautelares", si bien ha matizado que el Juzgado "continuó con la causa a petición de la fiscalía".

A raíz de la denuncia penal, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Almería instó el proceso civil sobre la guardia y custodia de los menores, el régimen de visitas y cuantía de la pensión que debía abonar a la madre para el sustento de las hijas, ha concluido.

Los hechos tuvieron lugar en la noche de este domingo en esta zona diseminada, en el interior de un cortijo, cuya mayor parte corresponde al municipio de Gérgal aunque los hechos habrían tenido lugar en la parte de Alboloduy.

La Guardia Civil ha indicado que en base a los indicios encontrado en el lugar de los hechos la hipótesis más probable es que la causa de la muerte sea por ingesta de sustancia venenosa, si bien ha precisado que habrá que esperar a la autopsia de los tres cadáveres.

Con ello, la investigación continúa abierta y la línea que ha cobrado más fuerza conforme a los indicios que se manejan hasta el momento es que el hombre habría matado a sus hijas de corta edad antes de acabar con su propia vida.

Fue sobre las 22,30 horas de este domingo cuando las autoridades recibieron un aviso. En este sentido, habría sido la madre de las pequeñas, separada del padre de las mismas y de origen rumano, quien habría encontrado los cuerpos sin vida en el cortijo al ir a buscarlas, ya que habrían pasado con su padre el fin de semana.

Por otro lado, el alcalde de Abla, municipio en el que residía la mujer con sus dos hijas y al que llegó "huyendo de su maltratador" tras recibir "amparo" en un centro de acogida de la Junta de Andalucía, ha indicado que están a la espera de que el juez que instruye la causa, bajo secreto de sumario, autorice la entrega de los cuerpos sin vida una vez concluyan las autopsias en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Almería.

Francisco Javier Sánchez ha trasladado que "todos los esfuerzos" del Ayuntamiento, de los servicios sociales que le están prestando asistencia psicológica y también los vecinos están "centrados ahora en ella", en atender las "necesidades" de la madre, quien "está sola" aunque arropada por la "comunidad rumana" que reside en el pueblo.

"Ella nos ha pedido que cuanto antes quiere tener con ella a sus hijas y en eso estamos centrando los esfuerzos y por eso nos hemos hecho cargo del traslado de los cuerpos hasta el tanatorio municipal", ha precisado.

Sánchez ha remarcado que la madre de las pequeñas, de 23 años, "no va a estar nunca más sola" y ha apuntado que ella y sus hijas, de "carácter extrovertido y simpáticas", estaban "muy integradas" entre los apenas 3.000 vecinos.

El alcalde ha indicado, asimismo, que el miércoles está previsto que se oficie, a las 10,30 horas, una misa funeral por las pequeñas Larisa y Elisa, si bien ha afirmado que el párroco, conocedor de que la familia es cristiana ortodoxa, ha puesto a disposición de la madre el templo para celebrar el oficio por este rito.

Fuentes de la Diócesis de Almería han señalado a Europa Press que el cura ha informado al Obispado y que lo que ha propuesto "está permitido" por el convenio ecuménico existente entre Iglesias.

"Estamos informados y ofreciendo lo que tenemos para ayudar a dar consuelo a esa familia destrozada. Se ha ofrecido el espacio y ellos decidirán lo que quieran hacer", han afirmado.

Desde la Delegación de Gobieno contra la Violencia de Género han señalado que aún recaban datos del asesinato por presunta violencia de género de las dos niñas a manos de su padre, de forma que de confirmarse el crimen vicario serían cuatro menores de edad asesinados por violencia de género en 2024 y 54 desde 2013.

En el 016 se puede pedir asesoramiento sobre los recursos disponibles y los derechos de las víctimas de violencia de género, así como asesoramiento jurídico de 8,00 a 22,00 horas todos los días de la semana con atención en 52 idiomas y un servicio adaptado a posibles situaciones de discapacidad.