Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Pareja en Almería condenada por adquirir miles de pastillas ilegales para comerciar

Pareja en Almería condenada por adquirir miles de pastillas ilegales para comerciar

ALMERÍA, 5 Ago.

Una juez de Almería ha condenado a dos hombres de Huércal-Overa (Almería) que en 2018 adquirieron a través del correo postal para su posterior comercio cerca de 2.700 pastillas ilegales procedentes de La India de un medicamento que es ilegal en España y cuyo principio activo está indicado para el tratamiento de la disfunción eréctil.

La sentencia, que es firme tras el reconocimiento expreso de los hechos por parte de los acusados, señala que ambos actuaron de común acuerdo y "a sabiendas del riesgo que comportaba para la salud pública" en la adquisición de las cápsulas procedentes de La India que contenían sildenafio, un inhibidor de un tipo de enzima que favorece y regula la erección.

Según la resolución judicial, a la que ha tenido acceso Europa Press, fue sobre las 9,30 horas del 28 de mayo de 2018 cuando uno de los acusados acudió a una oficina de Correos de la localidad para retirar hasta ocho envíos, uno de ellos con 2.000 cápsulas, del medicamento que se había encargado a nombre del otro acusado, quien era el destinatario.

En ese momento, los agentes de la Guardia Civil que habían montado un dispositivo de vigilancia autorizado por un Juzgado de Instrucción de Madrid tras detectar el contenido del paquete procedieron al arresto del sospechoso, quien fue conducido a la sede judicial de Huércal-Overa donde, con intervención del letrado de administración de Justicia, se procedió a abrir el paquete.

En efecto, dentro de los ocho envíos se localizaron 20 cajas con la rotulación del medicamento hasta hacer un total de 2.690 comprimidos, cuyo análisis resultó contener el principio activo Sildenafio, lo que confirió a las cápsulas la naturaleza de medicamento, sometido como tal a una evaluación y autorización con carácter previo a su comercialización.

La marca adquirida no está autorizada en España, y los acusados, "a sabiendas del riesgo que comporta para la salud la expedición de dicho medicamento" la adquirieron procedente de un tercer país "para uso propio y para su transmisión a terceros" pese a carecer de la intervención y prescripción de un facultativo.

Asimismo, desconocían la trazabilidad del producto, su formulación, las cantidades utilizadas en sus componentes y los estándares de fabricación; motivos por los que impone a cada uno de ellos una pena de seis meses de prisión por un delito contra la salud pública, seis meses de inhabilitación para comercializar con medicamentos y una multa de seis meses a razón de seis euros diarios. La juez accedió a suspender la pena privativa de libertad durante dos años.

Según la investigación policial, los condenados obtenían las sustancias mediante el envío de paquetes postales desde La India, que fueron interceptados en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas. Para ello, accedían vía internet a una página web con sede en India, dedicada a la venta ilegal de medicamentos y otros fármacos.

La actuación se inició tras detectar ocho paquetes sospechosos que fueron analizados mediante escáner, lo que reveló que guardaban envases de pastillas de dudosa procedencia. Ante esto, se estableció un dispositivo de circulación y entrega controlada de los mismos a su destinatario y se adoptaron medidas en la oficina postal de Huércal-Overa (Almería).