Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

PP-A y Vox apoyan decreto que modifica Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos

PP-A y Vox apoyan decreto que modifica Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos

En Sevilla, el 12 de junio, el Pleno del Parlamento andaluz ha convalidado una nueva modificación a las leyes de Incompatibilidades de Altos Cargos de la Junta y de Transparencia Pública de Andalucía. Esta medida, que regula las actividades de ex altos cargos durante dos años después de su cese, fue respaldada por el PP-A y Vox, mientras que recibió el rechazo de los partidos de izquierda PSOE-A, Por Andalucía y Mixto-Adelante Andalucía.

Además, el Pleno también rechazó, con los votos de PP-A y Vox, la tramitación como proyecto de ley de esta modificación, propuesta que contó con el apoyo de PSOE-A, Por Andalucía y Mixto-Adelante Andalucía.

El Decreto-Ley 6/2024, aprobado por el Consejo de Gobierno el 28 de mayo, fue defendido en el Parlamento por el consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto. Según el consejero, esta iniciativa busca corregir deficiencias en la regulación actual y llenar un vacío legal existente.

Nieto expresó su disposición a trabajar con los grupos parlamentarios para crear una nueva ley a través de un proceso consensuado. Destacó la necesidad de una norma clara y comprensible para evitar la opacidad y la inseguridad jurídica que enfrentan los ex altos cargos al buscar actividades privadas después de su cese en la Administración.

El decreto-ley validado prohíbe a los ex altos cargos realizar actividades en entidades privadas relacionadas con asuntos en los que hayan tomado decisiones durante su tiempo en el cargo. También establece restricciones para la firma de contratos con la Junta y modifica los requisitos de transparencia para altos cargos antes y después de su cese.

En las intervenciones de los diferentes grupos, se evidenciaron posturas divergentes. Mientras el PSOE-A criticó la medida como un parche insuficiente, Vox mostró confianza en la urgencia de solucionar las incompatibilidades y abogó por una nueva ley. Por su parte, Por Andalucía pidió que el decreto se tramitara como proyecto de ley y Mixto-Adelante Andalucía cuestionó las motivaciones del Gobierno.

Finalmente, el PP-A defendió la necesidad de reformar la ley y rechazó las críticas de la oposición, subrayando la complejidad de regular los altos cargos en la Administración. Destacaron la importancia de modificar la normativa y rechazaron las acusaciones de "puertas giratorias" hechas por los partidos de izquierda.