• lunes 26 de septiembre del 2022

Prosiguen los registros en características de un vecino de Villacarrillo (Jaén) por la desaparición de un temporero

img

JAÉN, 21 Sep.

La Guardia Civil sigue con el registro en características de un vecino de Villacarrillo (Jaén) en el contexto de la investigación por la desaparición en el primer mes del año de 2021 de un temporero de la aceituna de nacionalidad senegalesa.

La inspección, que empezó este lunes, está al cargo de agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y se vió ampliada este miércoles con la existencia de integrantes de los conjuntos de Actividades Subacuáticas (GEAS) y de Rescate Especial de Intervención en Montaña (Greim).

Se van a centrar en un pozo situado en una casa de este hombre --empresario agrícola para el que trabajó el jornalero-- y que fué objeto asimismo de registro, conforme han correcto a Europa Press desde la citada unidad del Instituto Armado.

Así, prosigue la tarea de los agentes en Villacarrillo, que comenzó en un estacionamiento y donde se cuenta, del mismo modo, con perros del servicio cinológico. En este sentido, cabe rememorar que las referidas fuentes de la Guardia Civil apuntaron que hablamos de una "operación abierta" y se ha decretado el misterio de las actuaciones, de forma que es imposible prestar datos sobre su avance.

El dueño de los inmuebles objeto de registro está investigado y no detenido, según fuentes próximas al caso. Sí se procedió al arresto de este hombre por la desaparición en el último mes del año de 2013 de un temporero maliense que trabajaba para él en la obtenida de la aceituna.

Tenía que ver con Tidiany Coulibaly, de 22 años, del que se perdió el indicio una vez que él y otros trabajadores inmigrantes de su cuadrilla sostuvieran una discusión con el referido empresario agrícola, al que manifestaron sus protestas por las condiciones de trabajo en la recolección.

Tras ser juzgado en 2016 por, entre otros muchos delitos, explotar a trabajadores inmigrantes y haber hecho ocultar a uno que se levantó en representante de la cuadrilla, fue absuelto del delito de desaparición forzosa de Tidiany Coulibaly.

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén, por el contrario, lo condenó a un año de prisión y multa de 4.200 euros por un delito contra los trabajadores, que "eran explotados", y a otro año y medio de prisión por un delito contra la Administración de Justicia al lado de otra multa de 6.000 euros. Además, por una falta de defraudación de fluido eléctrico se le condenó al pago de otra multa de 1.200 euros.

Más información

Prosiguen los registros en características de un vecino de Villacarrillo (Jaén) por la desaparición de un temporero