• jueves 06 de octubre del 2022

Puestos andaluces viven un "increíble" verano de 2022, si bien lo ven "irregular" por el incremento de los costos

img

SEVILLA, 30 Ago.

La Federación Andaluza de Empresarios de Playas (Faeplayas) ha señalado este martes que la temporada de hoy de los puestos fué "increíble" en comparación con los años 2020 y 2021 --singularmente marcados por el encontronazo de la pandemia del coronavirus--, si bien ha apuntado que se ha caracterizado por ser "irregular" por la subida de costos energéticos, de transporte y de materias primas.

Así lo indicó el presidente de Faeplayas, Manuel Villafaína, en afirmaciones a Europa Press, en las que ha señalado que este mes fué "un mes habitual de agosto, con bastante turismo nacional". "Se han sentido los años que la multitud transporta sin viajar; se tomaron sus vacaciones a pecho", ha añadido.

Asimismo, ha incidido en que a lo largo de los meses de julio y agosto han "trabajado bien" y que han sentido "ganas por la parte de los clientes del servicio de gastar el dinero". No obstante, ha apostillado que "es verdad que los primeros días de julio no respondieron a las esperanzas, pero sí los últimos 15, y pasó lo mismo en el mes de agosto". Por lo tanto, el presidente ha asegurado que están "contentísimos" pues tuvieron una "temporada buena hasta el día de hoy", si bien ha advertido que no tienen idea "qué pasará de ahora en adelante".

Según explicó Villafaína, los establecimientos subieron sus costos entre un 3 y un 5%", un incremento que más allá de que ha señalado, "no fué proporcional" al desarrollo de los costos energéticos, alimentarios y de transporte.

En este sentido, aseguró que a los puestos no les dió tiempo a "reaccionar" a este ámbito, pero piensa que, pese a ello, esta temporada han brindado "un enorme servicio con muy excelente calidad y buen precio".

Por otro lado, Villafaína ha aclarado que el real decreto aprobado por el gobierno el pasado 1 de agosto, por el que se introducen cambios normativos que afectan a la línea de costas, no les hace "bastante daño", puesto que es una ley que "ahora se encontraba llevada a cabo, excluyendo el apunte sobre los sótanos --con los que no van a poder contar--".

"En cuanto a las ubicaciones no urbanas, va a haber que desarmar (estos establecimientos), pero eso asimismo venía en la ley previamente", ha apuntado. El presidente ha concluido con que "no es verdad que haya que desarmar en esos tramos urbanos donde los puestos van a poder continuar libres todo el año y sin desarmar".

Más información

Puestos andaluces viven un "increíble" verano de 2022, si bien lo ven "irregular" por el incremento de los costos