Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Sanz denuncia la pasividad del Gobierno ante nuevas amenazas a la Guardia Civil en Barbate

Sanz denuncia la pasividad del Gobierno ante nuevas amenazas a la Guardia Civil en Barbate

CÓRDOBA, 6 de marzo.

El consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa de la Junta, Antonio Sanz, ha expresado su preocupación ante el reciente incidente de amenazas a la Guardia Civil en Barbate (Cádiz), afirmando que los agentes se sienten abandonados. Criticó la falta de reacción por parte del Gobierno, especialmente después del asesinato de dos guardias civiles a manos del narcotráfico en dicha localidad.

"Hemos sentido mucho dolor, se ha echado de menos un compromiso mayor por parte del Gobierno, en especial del ministro del Interior, quien ni siquiera ha visitado Barbate para apoyar a los guardias civiles. Llevamos un mes sin reacción, sin más apoyo, sin cambios legales ni iniciativas judiciales", manifestó Sanz.

El consejero alertó sobre el riesgo de perder la autoridad y el Estado de Derecho debido a la proliferación de narcolanchas, como se ha visto recientemente en Almería, extendiendo el problema más allá del Estrecho de Gibraltar.

Sanz instó al ministro del Interior a declarar a Cádiz como Zona de Especial Singularidad para aumentar la presencia de medios técnicos y personales. Destacó la necesidad de contar con embarcaciones adecuadas para que la Guardia Civil pueda combatir el narcotráfico de manera digna y efectiva.

"Es una situación realmente preocupante. La declaración de Zona de Especial Singularidad es fundamental, así como incrementar los medios no solo para la Guardia Civil y la Policía, sino también para el Servicio de Vigilancia Aduanera y los funcionarios de prisiones", subrayó el consejero.

En conclusión, Sanz enfatizó la falta de sensibilidad y reacción por parte del ministro del Interior y del Gobierno de Sánchez, lo que genera una sensación de abandono y falta de condiciones adecuadas para que los cuerpos policiales desempeñen su labor diaria de forma segura.