• miércoles 05 de octubre del 2022

Se encara a ocho años por atacar a bocados a guardas civiles en el momento en que lo iban a parar en Granada

img

GRANADA, 26 Jun.

La Fiscalía ha pedido ocho años de prisión para un joven acusado de resistirse con bocados, patadas y cabezazos en el momento en que iba a ser detenido por la Guardia Civil como supuesto creador de un delito de homicidio, entre otros muchos, y comunicar a su hermana y hasta a otras 12 personas, que asimismo se combaten a penas de prisión en esta causa, a fin de que "acorralaran a los agentes y arremetieran contra ellos", el pasado 21 de diciembre de 2020, en Pinos Puente, en el área metropolitana de Granada.

Así consta en el escrito de conclusiones temporales que ha anunciado la Fiscalía frente al Juzgado de Instrucción número 5 de Granada, que instruye esta causa por unos hechos que se generan al hilo de la detención de este joven, que llevaba aparentemente año y medio fugado tras un tiroteo en 2019, y de la que se difundió un vídeo en que se podía ver a los agentes rodeados por un conjunto de familiares.

Según el escrito de la Fiscalía, al que tuvo ingreso Europa Press, el primordial procesado en esta causa es exactamente el joven que fue detenido. Sobre las 16,00 horas, los agentes de la Guardia Civil advirtieron su presencia en las inmediaciones de un bloque de una barriada de Pinos Puente, constándole "una orden de búsqueda y detención como presunto creador de un delito de homicidio y tenencia ilegal de armas, tal como múltiples requisitorias emitidas por diferentes juzgados de Granada".

En el marco del dispositivo predeterminado por el Instituto Armado, y tras ser abordado por 2 agentes "de manera reservada y apartada" para detenerlo, el joven, "lejos de atender a las normas" de exactamente los mismos, habría hecho gala de "una oposición combativa y contumaz" propinando en teoría "bocados, patadas y cabezazos al paso que chillaba para conseguir el auxilio del resto de acusados".

Al primero en concreto le habría propinado "un bofetón en la cara" y roto unas "lentes que fueron valoradas en 440 euros", y dada la actitud que habría guiado al joven, se unió un tercer guarda civil, que asimismo padeció lesiones que requirieron de "régimen protésico, farmacológico y rehabilitador", con una cicatriz nasal entre las consecuencias.

Además, y tras su llamada, el resto de acusados habría actuado "de manera concertada y ordenada y con el objetivo" de liberarlo y de esta forma habría acorralado a los agentes, arremetiendo en teoría contra ellos con "una oposición contumaz a la actuación policial con manifiesto desprecio al comienzo de autoridad". Otros tres agentes resultaron con lesiones, y uno "padeció la rotura de unas lentes de sol valoradas en 64 euros".

El fiscal señala asimismo que la hermana del acusado primordial, tras su llamada y con el supuesto propósito de "hacer más simple la escapada" del mismo, habría golpeado "de manera contundente con una defensa policial" a un guarda civil que padeció fractura en un dedo de la mano derecha, en el que le quedó cicatriz y restricción servible.

Esta familiar se encara a una solicitud de un total de cinco años de prisión, por la supuesta comisión de un delito de atentado en certamen con otro de lesiones, y de un ilícito de resistencia a la agentes de la autoridad. Este último acarrea solicitud de pena de un año para todos y cada uno de los procesados.

De este modo, y ya que el procesado primordial se encara asimismo a un delito de atentado en certamen con otro de lesiones, y otros 2 ilegales de delitos leves, que acarrean una solicitud fiscal de tres años, este joven se encara a un total de ocho años de prisión.

En cuanto a la acusación especial que ejercitan 4 de los agentes arremetidos, que ha pedido como la Fiscalía la apertura de juicio oral, solicita prisión para diez de los 14 procesados, por hechos que se comentan en términos similares a los que muestra el Ministerio Público.

En su escrito, consultado por Europa Press, esta parte solicita para el primordial acusado un total de cinco años de prisión por la supuesta comisión de un delito de atentado en certamen con otros tres leves de lesiones, tal como de 2 ilegales de resistencia a los agentes de la autoridad, y como inductor del de atentado en certamen con uno suave de lesiones por el que pide un año para el resto de acusados, excepto la hermana, que se encara a cinco años.

Más información

Se encara a ocho años por atacar a bocados a guardas civiles en el momento en que lo iban a parar en Granada