Solo el 18% de las víctimas femeninas de homicidio en Andalucía en 2023 había presentado denuncia contra sus perpetradores.

Solo el 18% de las víctimas femeninas de homicidio en Andalucía en 2023 había presentado denuncia contra sus perpetradores.

SEVILLA, 7 Ene. - Solo el 18,75% de las mujeres que fueron asesinadas en 2023 en Andalucía por sus parejas o exparejas habían denunciado previamente a sus agresores, es decir, tres de las 16 víctimas mortales. En el caso de España, habían presentado denuncia previa 14 de las 55 mujeres asesinadas, lo que supone el 25,4% del total. La consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Loles López, ha reclamado al entorno de estas mujeres que "dé la voz de alarma ante la más mínima sospecha de que tu hermana, amiga, vecina o compañera de trabajo está sufriendo algún tipo de agresión, ya sea psicológica, física o sexual".

En este sentido, López ha señalado en declaraciones a Europa Press que "Andalucía cuenta con importantes recursos para la atención y protección de las víctimas, tanto por parte de los servicios especializados del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) como de las fuerzas de seguridad; y, además, también se ofrece información y asesoramiento a las familias y personas más allegadas para saber qué hacer y cómo actuar para ayudar a tu ser querido".

El balance de crímenes machistas en Andalucía en 2023 arroja que tres de las 16 mujeres asesinadas había presentado denuncia previa contra su agresor, pero una de dichas denuncias estaba inactiva en el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGén), del Ministerio del Interior, desde enero de 2018. Asimismo, en tres de los casos las víctimas habían acudido previamente a la red de centros de la mujer del Gobierno andaluz, aunque en un caso la solicitud de ayuda no estaba relacionada con violencia de género.

López ha destacado que se trata "de unas cifras terribles" y ha recordado que "detrás de cada estadística hay mucho sufrimiento, terror y dolor". En esta línea, ha subrayado el "firme compromiso de su departamento y de la Junta de Andalucía en la lucha y erradicación de esta lacra social que supone la mayor vulneración de derechos humanos en el mundo". La consejera ha incidido en que "la eliminación de la violencia de género es un problema de toda la sociedad, de hombres y mujeres" y ha animado a la ciudadanía "a poner también su granito de arena para poner fin a la violencia de género en nuestro país". Asimismo, ha lanzado un mensaje de unidad y compromiso por parte de todas las administraciones.

En cuanto a la nacionalidad de las víctimas, diez eran españolas y seis de otras nacionalidades --colombiana, suiza, rumana, nicaragüense, marroquí y filipina--. Mientras tanto, hay ocho agresores españoles y ocho extranjeros --colombiano, dos italianos, maliense, ecuatoriano, dos marroquíes y filipino--.

En el 62,5% de los casos el hombre fue detenido tras el asesinato y en el 37,5%, se suicidó. Con respecto a la edad de las víctimas, seis tenían entre 45 y 55 años, es decir, el 37,5% del total, cuatro tenían menos de 40 años y tres menos de 30 años. Además, había dos mujeres con más de 60 años y una mujer menor de edad. Diez de las 16 mujeres tenían hijos (56,25%) y sus crímenes han dejado 14 menores huérfanos en Andalucía. La consejera ha explicado que en noviembre de 2023 "el Gobierno andaluz ha aprobado por primera vez una prestación económica de 5.000 euros anuales para los hijos e hijas huérfanos de víctimas mortales de violencia de género".

Además, el Instituto Andaluz de la Mujer ha activado en once de los 16 casos, el 68,75% del total, el servicio de apoyo psicológico en crisis con el objetivo de ayudar a la familia a afrontar el asesinato. El resto de las familias declinó este programa. Este recurso, que es gratuito y altamente especializado, se activa tras un asesinato de esta índole, así como en casos graves de violencia de género con tentativa de homicidio, para favorecer la recuperación emocional de las personas allegadas de las mujeres asesinadas a través de la atención psicológica en crisis y de apoyo al duelo con una intervención temprana e integral, con la finalidad de prevenir a largo plazo la aparición de estrés postraumático, duelo patológico y otros trastornos de mayor envergadura. Esta intervención se realiza en el ámbito familiar, laboral y educativo.

Los crímenes se han producido en todas las provincias andaluzas, cuatro en Málaga, tres en Cádiz y Sevilla, dos en Granada y uno en Almería, Córdoba, Huelva y Jaén. El 37,5% de los asesinatos ha ocurrido en municipios de entre 50.000 y 90.000 habitantes, el 18,75% en las capitales de provincia --Almería, Granada y Sevilla-- y en localidades de menos de 20.000 habitantes, también han tenido lugar en una ciudad de más de 100.000 residentes y en un pueblo con menos de 5.000 personas.

Los meses con mayor número de homicidios machistas han sido enero, agosto y septiembre, con tres cada uno, le siguen julio y mayo, con dos cada uno; y se ha producido un crimen en los meses de febrero, abril y octubre. En marzo, junio, noviembre y diciembre no ha habido víctimas mortales.

Categoría

Andalucía