• miércoles 29 de junio del 2022

Teresa Rodríguez intenta "desenmascarar" a Moreno como "líder moderado" tras haber logrado capitalizar el voto útil

img

SEVILLA, 23 Jun.

La aspirante de la coalición Adelante Andalucía a la Presidencia de la Junta en las selecciones andaluzas de 19 de junio y miembro del congreso de los diputados escogida del Parlamento de Andalucía, Teresa Rodríguez, ha asegurado este jueves que para el futuro que se aproxima con una mayoría absoluta del PP-A de 58 escaños su labor se encaminará a "desenmascarar" al presidente de la Junta de Andalucía en funcionalidades, Juanma Moreno, como "líder moderado", a quien, no obstante, ha reconocido que "no fuimos capaces de proyectarnos como voto útil, y sí fué capaz Juanma Moreno Bonilla".

En una entrevista con la Cadena Ser, obtenida por Europa Press, Rodríguez ha ahondado en los desenlaces del PP-A para apuntar que "a lo largo de la campaña el elemento del temor a la extrema derecha tuvo bastante peso", hecho que "ha condicionado el voto de la derecha y la izquierda", al tiempo que sobre la figura de Moreno dijo que se ha proyectado como "un líder moderado, si bien entonces las políticas son de derechas", para apuntar sobre Moreno "esa visión de buen administrador es una operación de marketing", tal como que "sus políticas son exactamente las mismas que cualquier gobierno de derechas y Susana Díaz con el PSOE".

Rodríguez ha trazado un plan de oposición en frente de un gobierno del PP-A con mayoría absoluta que va a suponer "estar alerta a sanidad y educación" tras avisar de "los pasos indudables de recitales con compañías privadas, de las derivas de listas de espera a la sanidad privada", tras aludir a otros fenómenos de la sociedad andaluza como "el aumento de seguros de salud privados".

Otras inquietudes que ha descrito la representante de Adelante Andalucía son "el cierre de líneas públicas" en educación, adjuntado con "las agresiones al medio ambiente, al regadío, a la agricultura superintensiva que pone bajo riesgo nuestra joya mucho más apreciada que es Doñana", para prestar entonces "ofrecer altavoz a los movientos sociales" y "crear y cultivar futuro y comprendernos con el resto de la izquierda dejando atrás lo que nos apartó".

Cuestionada por los 2 miembros del congreso de los diputados cosechados por Adelante Andalucía y su apreciación de ese resultado, Rodríguez ha defendido que "nosotros estábamos en constituir un nuevo espacio político" para apuntar que "todas y cada una de las investigaciones iban en una dirección clara, un gobierno de las derechas, con la duda de si de la derecha usual o con Vox", con lo que ha defendido que "era preciso cultivar en un medio plazo para crear un andalucismo de izquierdas" con la intención de "agrandar las bases de la izquierda, no conformamos solo con las habas contadas".

Frente el interrogante de si la coalición de todas y cada una de las fuerzas de izquierdas se hubiese traducido en un mayor porcentaje, Rodríguez ha asegurado que "ese espacio se rompió hace un par de años", mientras que ha defendido que Andalucía "precisa voz propia sobre el eje de otras coordenadas, de centro y periferia, de norte y sur popular, geográfico y sociales".

"O lo afirmábamos nosotros o no lo iba a decir absolutamente nadie", ha sostenido Teresa Rodríguez, quien ha apelado a la presencia de un partido que rechace un modelo económico donde "debamos especializarnos en poner tintos y rebujitos por 4 perras, en exportaciones de materias primas".

"No es justo aguantar el centralismo, que es una aspiradora de inversion", ha remachado en su defensa de la presencia de Adelante Andalucía.

Sobre su convivencia con Por Andalucía aseguró que "comenzamos a tener inconvenientes en el momento en que con un gobierno de coalición (PSOE y Tenemos la posibilidad de) no se nos deja reivindicar un sistema de financiación", con lo que ha apelado a tener "las manos libres con los gobiernos de Sanchez como con Moreno Bonilla".

"No debemos aguardar a que absolutamente nadie en Madrid nos dé permiso para reivindicar novedades para esta tierra", aseguró Teresa Rodríguez que "no ponemos en duda la presencia de una izquierda estatal que ponga en valor los logros de su gobierno en Andalucía".

Teresa Rodríguez ha defendido que "hace un par de años las sepultamos" las diferencias con el resto de la izquierda y ha solicitado "procurar tener altura de miras", aparte de apostar por "tirar palante con un emprendimiento andalucista de izquierda" tras mantener que Andalucía "no es Lombardía, Baviera, donde se puede ser regionalistas y de derechas".