• sábado 10 de diciembre del 2022

Trabajadores de Abengoa sostienen un encierro en la SEPI y en Palmas Altas tras el rechazo de su salve

img

SEVILLA, 23 Jun.

Los trabajadores de Abengoa sostienen este jueves sendos encierros en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y en Palmas Altas, sede central de Abengoa en Sevilla, hasta el momento en que llegue "una solución" para la compañía, cuando la SEPI informó a Abenewco 1, filial de Abengoa donde la compañía sostiene sus activos mucho más importantes, que la dirección del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas cree que no constan acreditados ciertos requisitos de elegibilidad para la concesión de la asistencia de 249 millones de euros pedida.

De esta forma, la SEPI ha concedido trámite de audiencia a Abenewco 1 por período de cinco días para entrar al expediente y enseñar alegaciones y documentación agregada.

En este sentido, la presidenta del comité de compañía de Abenewco 1, Noelia Sánchez, ha señalado a Europa Press que "el período se termina", pero, aparentemente, "la compañía ayer de noche acabó las alegaciones" acreditando la concurrencia de los requisitos de elegibilidad cuestionados por la dirección del Fondo y "el día de hoy las remite a la SEPI", con lo que aguardan tener novedades sobre esto "el día de hoy o mañana".

Ante esta situación, los presidentes de los comités de compañía de Abengoa Agua, Abengoa Energía, Solúcar, Inabensa y Abenewco1 CPA sostienen su encierro en la SEPI, donde se encerraron este pasado martes tras finalizar sin éxito una asamblea con múltiples de sus causantes para cerrar su salve.

En paralelo, unos 40 compañeros sostienen un encierro desde este miércoles en Palmas Altas tras la concentración de unos 500 trabajadores a sus puertas. Esta concentración se ha repetido esta mañana para reclamar una solución y eludir el certamen de acreedores.

Cabe rememorar que la asistencia de 249 millones de euros pedida a la SEPI está relacionada a que el fondo estadounidense Terramar concrete su oferta de inyectar 200 millones de euros en Abenewco 1, con lo que se haría con el 70% del capital popular de esta filial que nucléa la mayoría de las líneas de negocio del conjunto.

Asimismo, Abengoa está en certamen voluntario de acreedores tras cerrar 2019 con una deuda de 4.783 millones de euros, prácticamente 6.000 millones sabiendo deudas de proyectos a la venta.

Los comités de compañía avisan desde hace unos días que el tiempo para socorrer la internacional se agota, toda vez que la Sección Tercera del Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla, encargada del certamen voluntario de acreedores pedido en Abengoa tras no progresar el acuerdo de reestructuración acordado en el mes de agosto de 2020, ordenaba semanas atrás la apertura de la etapa de convenio, fijando el 1 de julio como fecha final para la presentación de proposiciones.

Más información

Trabajadores de Abengoa sostienen un encierro en la SEPI y en Palmas Altas tras el rechazo de su salve