• lunes 26 de septiembre del 2022

Tres detenidos tras ser intervenidos unos 6.000 kilogramos de hachís a 130 millas de la costa de Huelva

img

HUELVA, 16 Ago.

La Policía Nacional, en una operación conjunta con Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, en colaboración con las autoridades de Reino Unido y también Italia, tal como con la participación del CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Ordenado) y el MAOC-N (Centro de Análisis y Operaciones Marítimas en temas de Narcotráfico), han intervenido en aguas de todo el mundo del Atlántico a 130 millas de la costa de Huelva, unos 6.000 kilogramos de hachís y han detenido a los tres pasajeros dentro del narco-velero con destino a España.

Según indicó la Policía Nacional en una publicación oficial, esta operación piensa un "golpe policial a las organizaciones delincuentes del Este, líderes en el tráfico de drogas por vía marítima". Además se han incautado de un dron, cámaras de vigilancia o un descubridor de radiofrecuencia, entre otros muchos gadgets con el objetivo de hacer más simple la acción delictiva.

De este modo, ha señalado que la investigación empezó a inicios de 2021, al confirmarse las aclaraciones de que "entre los conjuntos delincuentes mucho más activos en España" se disponía a conseguir un velero "para su empleo en el narcotráfico".

De esta manera, merced a la cooperación en todo el mundo con la National Crime Agency de Reino Unido y con las autoridades italianas, tal como con la participación del CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Ordenado) y el MAOC-N (Centro de Análisis y Operaciones Marítimas en temas de Narcotráfico), se identificó el velero y se reguló una actuación policial.

La embarcación, de nombre BIBI y presunto pabellón maltés, se desplazó en el mes de febrero del presente año a Italia, lugar desde donde se trasladó en el mes de marzo hasta España, estableciéndose en las costas levantinas como punto logístico y como base de operaciones a fin de rematar los preparativos anteriores a la carga del estupefaciente en África.

Tras salir de España, navegaron hasta determinado punto de las costas marroquíes donde cargaron la sustancia con la intención de regresar a España y también ingresar el estupefaciente en Europa a través del sur de la península. Finalmente y merced al deber en todo el mundo de todas y cada una de las entidades intervinientes, la embarcación fue detenida en aguas de todo el mundo del océano Atlántico.

Los gobernantes detuvieron a los tres pasajeros, entre aquéllos que estaba el patrón de la embarcación, capitán con años de experiencia y con superiores entendimientos marítimos, quien ahora había sido detenido antes en afines situaciones dentro de otro narco-velero.

El registro del barco se saldó con la aprehensión de unos 6.000 kilogramos de hachís, tal como un dron que usaban para advertir seguimientos por la parte de las autoridades policiales, cámaras de vigilancia, o un descubridor de radiofrecuencia con aptitud para hallar gadgets de geolocalización.

Más información

Tres detenidos tras ser intervenidos unos 6.000 kilogramos de hachís a 130 millas de la costa de Huelva