• viernes 07 de octubre del 2022

Una mujer admite cinco años de prisión por el incendio en la vivienda donde vivía su hija ligado en Granada

img

GRANADA, 27 Jun.

La mujer de 73 años acusada de incendiar la vivienda que compartía con su hija ligado, de 44 años, en Lecrín (Granada), ha recibido este lunes cinco años de prisión tras un convenio de conformidad en que la Fiscalía le ha retirado el cargo de haber intentado matar a su descendiente con el fuego.

De este modo la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada ha culpado 'in voce' a la acusada, una vez que la Fiscalía, que le solicitaba en un inicio 17 años por, entre otros muchos delitos, tentativa de homicidio, rebajara su solicitud a cinco por un ilícito de incendio, con el atenuante de confesión.

Su defensa, representada por el letrado Francisco Jiménez, se ha adherido a esta solicitud, en el momento en que en un inicio rebajaba la calificación de los hechos a teóricos daños ocasionados por incendio, con pena de entre uno y tres años de prisión, teniendo en cuenta de que jamás deseó poner en riesgo la vida de su hija ni la seguridad de sus vecinos, sino más bien llamar la atención sobre la situación que pasaban tras su divorcio.

Antes de admitir los hechos, en los términos en que se han reflejado tras el acuerdo, la procesada, que está en prisión provisional desde un día una vez que ocurriesen, el pasado 13 de agosto, se encontró antes de ser esposada con su hija a las puertas de la Sección Segunda. "Estoy aquí por ti", le dijo, las dos conmovidas.

También frente al tribunal expresó llorando que lo único que deseó fue "resguardar" a su hija, "que no posee nada". Tras la modificación de los hechos en el escrito de conclusiones terminantes de la Fiscalía, la sentencia va a recoger que hacia las 2,00 horas de aquel día, la procesada "se realizó con 2 bombonas de butano de las mucho más de nueve con las que contaba en la vivienda".

Entonces, como reconoció tras ser detenida, puso una en el dormitorio y otra en el salón-comedor, "las dos estancias de la planta baja de la vivienda", abrió "las espitas de las bombonas" y cortó las "gomas" con "la intención de que saliera el gas que contenía y a continuación aplicó llama", ocasionando "una explosión por combustión" en la vivienda, propiedad de su ex- marido y padre de su hija, que va a ser indemnizado por los daños, valorados en mucho más de 4.000 euros.

Dio sitio a que, de un lado, "se quemase una mesa de madera del dormitorio y, de otro, en el salón, amén de quemarse el sofá", que "se derrumbase la pared que apartaba la citada estancia del pasillo". Ella no padeció lesión alguna, y tampoco su hija.

Del descendiente, el fiscal señala que "muestra analfabetismo tal como restricciones por áreas y grados de afectación que, por su cuadro, le previenen relativamente" la toma de "resoluciones económico-jurídico-administrativas, capacidades para manejo de automóviles y/o armas" o "con relación a métodos judiciales", todo ello "habiéndose cronificado su evolución", que es "difícilmente reversible por la carencia de estudios y de elementos".

Más información

Una mujer admite cinco años de prisión por el incendio en la vivienda donde vivía su hija ligado en Granada