Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Valero de Sumar acusa al PP de perjudicar a la sanidad pública andaluza para favorecer a clínicas privadas

Valero de Sumar acusa al PP de perjudicar a la sanidad pública andaluza para favorecer a clínicas privadas

El candidato número 1 de Sumar al Congreso por Málaga, Toni Valero, ha hecho un llamado a defender "con uñas y dientes" lo público y ha criticado al PP por su supuesto deterioro de la sanidad pública andaluza en beneficio de las clínicas privadas.

Valero también ha propuesto aumentar la inversión en salud mental desde la sanidad pública, argumentando que esta no puede convertirse en un lujo, sino que debe ser un derecho para todos.

Estas declaraciones tuvieron lugar durante una concentración convocada por CCOO en Málaga, en la que Valero expresó su apoyo a las manifestaciones que buscan defender el derecho fundamental a la salud, que según él está siendo infringido en Andalucía debido a las políticas del PP.

Además, Valero criticó el llamado "plan de verano" del PP desde la Junta de Andalucía, que implica un recorte del 33% en personal y el cierre de aproximadamente el 75% de los centros de salud por las tardes, así como un aumento de las listas de espera. Según él, esto demuestra el deterioro de la sanidad pública en beneficio de las clínicas privadas.

El candidato también mencionó el caso de clínicas privadas como Pascual y Asisa, afirmando que el PP destina grandes sumas de dinero público a estas instituciones y que algunas incluso organizan eventos electorales a favor del partido.

Valero reafirmó el compromiso de Sumar de defender la sanidad pública y propuso establecer un Pacto de Estado por la salud que amplíe los servicios ofrecidos, incluyendo la salud bucodental, óptica y fisioterapia, y garantice una atención primaria de calidad a través del sistema sanitario público.

Además, Valero destacó la importancia de abordar la salud mental en la sociedad, en particular entre los jóvenes, y propuso un plan de choque contra los suicidios. Según él, la salud mental no puede ser un privilegio al alcance de unos pocos, sino que debe ser un derecho al que se destine inversión desde la sanidad pública.