Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Valero (Sumar) promete convertir votos en avances, siendo la opción confiable para la gente progresista.

Valero (Sumar) promete convertir votos en avances, siendo la opción confiable para la gente progresista.

El candidato número 1 de Sumar al Congreso por Málaga, Toni Valero, ha iniciado la campaña del 23J con un mensaje claro: van a transformar los votos en cambios ambiciosos y avances significativos. Comparte la determinación de Sumar para construir un país mejor y proteger a la gente. Además, tienen como objetivo que Yolanda Díaz sea la próxima presidenta del Gobierno de España.

En el inicio de campaña de Sumar en Málaga, Valero ha expresado la necesidad de tener el derecho a ser felices y libres, subrayando que no solo quieren sobrevivir, sino también tener una vida plena. Destaca que son la opción segura para la gente progresista y que pelean por un país en el que se tenga la oportunidad de ser feliz.

Valero destaca que la derecha y la ultraderecha están generando ruido y miedo infundado para movilizar a sus bases electorales, algo que considera peligroso y que aleja a la gente de las urnas. Lamenta que la mala política y el ruido desmovilicen a la gente y alejen la posibilidad de un país mejor.

Insiste en la importancia de parar esa estrategia y propone ir frente a ese ruido con claridad, rigurosidad y propuestas sólidas. Destaca la importancia de la política útil y ejemplar para dignificarla y promover la participación ciudadana.

En cuanto a los objetivos de la campaña, Valero destaca la importancia de avanzar en derechos y protección a las capas populares. Advierte que la derecha y la ultraderecha no tienen un proyecto de país y están obsesionados con retroceder en los avances logrados.

Por último, resalta la importancia de un estado del bienestar fuerte, con una sanidad y servicios públicos de calidad. Asimismo, menciona la importancia de un modelo de estado que reconozca la diversidad y que dé protagonismo a Andalucía en el Gobierno de España.

En resumen, Valero plantea una campaña centrada en los problemas cotidianos de la gente, con propuestas concretas para un país mejor y protección de los derechos de las capas populares. Destaca la importancia de parar el ruido de la derecha y la ultraderecha y promover la participación ciudadana para construir un futuro esperanzador.