El Tribunal Constitucional desestima la impugnación de Ecologistas en Acción sobre la radiación en Palomares, Almería.

El Tribunal Constitucional desestima la impugnación de Ecologistas en Acción sobre la radiación en Palomares, Almería.

En una reciente decisión, el Tribunal Constitucional (TC) ha rechazado considerar si se están violando derechos fundamentales en relación a la gestión de la contaminación por americio y plutonio en Palomares (Almería). El recurso de amparo presentado por Ecologistas en Acción después de la sentencia del Tribunal Supremo (TS), que concluyó que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) "no tiene competencia" para ejecutar el Plan de Rehabilitación, ha sido desestimado por el TC.

La Sala Segunda del TC ha determinado que el asunto planteado carece de "especial trascendencia constitucional" y ha decidido archivar el caso sin más trámites. Ecologistas en Acción argumenta que la sentencia del TS vulnera el derecho a un juicio justo y también los derechos a la salud, a un trato digno y al medio ambiente. Como siguiente paso, el abogado José Ignacio Domínguez ha anunciado que acudirán al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en Estrasburgo.

El colectivo ecologista solicita una intervención urgente para abordar la remediación de la contaminación en la zona y solicita que se indique qué organismo es responsable de llevar a cabo esta tarea. Además, piden determinar si se puede construir un Almacén Temporal Individualizado (ATI) para almacenar los 6.000 metros cúbicos de tierra contaminada que se espera limpiar de un total de 50.000 metros cúbicos.

Ecologistas en Acción destaca la "especial relevancia social" de este caso, que consideran único en la historia de España. Casi seis décadas después del accidente nuclear, la situación aún no ha sido resuelta. También argumentan que es necesario establecer precedentes legales en relación a la legalidad de la investigación sobre las consecuencias de la radiactividad en la salud, especialmente considerando el Proyecto Indalo, que estuvo vigente hasta 2009 y que habría llevado a cabo experimentaciones sin el consentimiento de las personas afectadas.

En su recurso, Ecologistas en Acción menciona el voto particular de la sentencia del TS, que califica estas prácticas como un "laboratorio al aire libre". Alegan que las autoridades de España y Estados Unidos llevaron a cabo investigaciones sobre los efectos de la radiactividad en la salud y en el medio ambiente sin tomar ninguna medida correctiva.

El colectivo recuerda que, hasta ahora, la única medida tomada para abordar la contaminación radiactiva en Palomares fue la colocación de una valla alrededor de gran parte de la zona afectada, que se completó en 2011. Sin embargo, todavía existen áreas contaminadas fuera de la valla por donde las personas y el ganado transitan libremente sin que el Consejo de Seguridad Nuclear haya tomado ninguna medida al respecto.

En su recurso, Ecologistas en Acción señala que los gobiernos sucesivos han utilizado como excusa la necesidad de disponer de un almacén nuclear definitivo para guardar los materiales radiactivos de larga duración, a pesar de que todos los cementerios radiactivos en España son temporales. También destacan que todas las centrales nucleares tienen un ATI en sus proximidades, pero ninguno ha sido construido en Palomares. Critican que el TS no haya abordado este tema en su sentencia, a pesar de ser un punto fundamental en la disputa.

Por último, Ecologistas en Acción argumenta que el accidente en Palomares en 1966, que ocurrió después de una colisión en el aire de dos aviones de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, fue gestionado de manera deficiente desde el principio. Alegan que se ocultó el problema y se utilizó a la población, a la fauna y al medio ambiente en general para experimentar con los efectos de la radiactividad.

Paralelamente, Ecologistas en Acción tiene previsto solicitar nuevamente a la Audiencia Nacional que obligue al Gobierno a establecer un plazo para llevar a cabo la limpieza de la zona. Se hace referencia a la declaración de intenciones firmada en 2015 entre el entonces ministro de Asuntos Exteriores de España y el exsecretario de Estado de Estados Unidos, que no tuvo ningún resultado, así como a los "avances" anunciados en mayo de 2023 después del encuentro entre el presidente del Gobierno de España y el presidente de Estados Unidos. Según el abogado, a pesar de las promesas, el Gobierno ha mantenido un silencio absoluto al respecto sin tomar ninguna medida para abordar la contaminación.

Según los últimos resultados del Plan de Vigilancia Radiológica de Palomares, los niveles de actividad de americio y plutonio detectados están por debajo de los límites establecidos en el plan. El Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) ha concluido que la evolución temporal de la contaminación en la última década ha sido estable.

Tags

Categoría

Almería