La CHG clausura tres pozos de los 15 reportados en la Vega del Guadalquivir, en Sevilla.

La CHG clausura tres pozos de los 15 reportados en la Vega del Guadalquivir, en Sevilla.

SEVILLA, 9 Dic. - La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha actuado de manera preventiva y ha precintado tres pozos por supuesta captación ilegal de agua en la Vega de Sevilla. Estos pozos se encuentran en los municipios de Lora del Río y Alcolea del Río.

El primer pozo fue cerrado debido al riego no autorizado de cuatro hectáreas de naranjos. Los otros dos, aunque en el momento de la inspección no estaban utilizando agua, también fueron precintados por estar equipados, según el principio de prevención.

No se pudo actuar sobre un cuarto pozo en Alcolea del Río debido a la oposición del usuario. Como resultado, el organismo ha solicitado la autorización judicial correspondiente para ingresar a la ubicación. La orden de precinto cautelar se basa en la supuesta irrigación irregular de 40 hectáreas de cultivo de cítricos.

Estas medidas cautelares se están llevando a cabo para proteger los recursos hídricos y garantizar los intereses generales, de acuerdo con el artículo 56 de la Lpacap y el Real Decreto-ley 4/2023, de 11 de mayo. Este último establece medidas de emergencia en materia agrícola y de agua para mitigar los efectos de la sequía.

Estas acciones forman parte de un plan de inspección específico que la Confederación está llevando a cabo para combatir el uso irregular de agua subterránea en el riego de cítricos. Este plan comenzó el verano pasado y ha continuado este año, abarcando una extensión total de 1.088 hectáreas. Hasta ahora, se han identificado 143 hectáreas sin derechos, 15 captaciones irregulares y dos balsas ilegales.

Para implementar estas medidas, la Confederación cuenta con la colaboración del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que ha puesto a disposición los recursos humanos y materiales necesarios.

El sellado de los pozos en la Vega de Sevilla se suma a las cien medidas cautelares que la Confederación ha llevado a cabo en el marco de los planes de inspección y vigilancia de esta temporada de riego. Estas medidas han resultado en la detección de 1.904 hectáreas de riego ilegal. Además, se han generado 153 expedientes sancionadores y se ha procedido al cierre de 100 pozos y 17 balsas de manera subsidiaria.

Estas acciones se suman a las inspecciones y vigilancia que realiza la Comisaría de Aguas del Organismo para garantizar el cumplimiento de las condiciones de concesiones y autorizaciones relacionadas con el dominio público hidráulico y la protección de los recursos hídricos y los intereses generales.

Hasta ahora, se han presentado 1.500 informes de valoración de daños al dominio público hidráulico, con un valor de cuatro millones de euros.

Tags

Categoría

Sevilla