Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Teresa Rodríguez y los diputados expulsados de Adelante sufren violación de derechos por parte del Parlamento andaluz, según el Tribunal Constitucional.

Teresa Rodríguez y los diputados expulsados de Adelante sufren violación de derechos por parte del Parlamento andaluz, según el Tribunal Constitucional.

El Tribunal Constitucional ha emitido un fallo unánime en el que determina que el Parlamento andaluz infringió los derechos de los nueve diputados expulsados del grupo parlamentario Adelante Andalucía en noviembre de 2020. Estos diputados, encabezados por su presidenta Teresa Rodríguez, han permanecido como diputados no adscritos desde entonces.

Según fuentes jurídicas, el Pleno ha respaldado la ponencia de la magistrada María Luisa Segoviano, quien considera pertinente estimar el recurso y otorgar protección a los dirigentes. Aunque se esperaba que el Constitucional analizara este asunto antes del verano, finalmente se decidió aplazarlo, a petición de varios magistrados, para no interferir en el proceso electoral del 23-J.

El recurso se dirigía contra los acuerdos adoptados por la Mesa del Parlamento andaluz los días 18 y 25 de noviembre de 2020, en los que se tomó conocimiento de la expulsión de Rodríguez y otros ocho diputados de Adelante Andalucía que compartían grupo con Podemos e IU en la cámara regional al comienzo de la legislatura anterior.

La expulsión de estos diputados, que en 2021 cambiaron el nombre del grupo parlamentario a Unidas Podemos por Andalucía, fue acordada en noviembre de 2020 por Podemos Andalucía con el respaldo de IU. Argumentaron que estos diputados habían incurrido en transfuguismo al separarse del partido morado, al que representaban cuando fueron elegidos para formar parte de la candidatura de Adelante Andalucía en las elecciones autonómicas de diciembre de 2018.

Tras su expulsión, avalada por la Mesa del Parlamento andaluz, estos diputados anunciaron su intención de recurrir ante el Tribunal Constitucional, considerando que la resolución era propia de un Parlamento "bananero" y constituía "un escándalo sin precedentes en la historia del parlamentarismo andaluz".

Fue en mayo de 2021 cuando el TC admitió a trámite el recurso al considerar que tenía una "especial trascendencia constitucional", ya que planteaba un problema o afectaba a un aspecto de un derecho fundamental sobre el cual no existía doctrina constitucional. Además, señaló que "el asunto suscitado va más allá del caso concreto debido a sus posibles consecuencias políticas generales".

Teresa Rodríguez renunció a su escaño como parlamentaria andaluza a fines de diciembre del año pasado para regresar a su puesto como profesora de Secundaria en un instituto público de Puerto Real (Cádiz), donde ha impartido clases en el recién finalizado curso escolar.