Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

El Ayuntamiento de Almonte expulsa a la ministra Ribera y a Hugo Morán de su jurisdicción

El Ayuntamiento de Almonte expulsa a la ministra Ribera y a Hugo Morán de su jurisdicción

El Ayuntamiento de Almonte (Huelva) aprobó este jueves con los once votos a favor de Ilusiona --formación que gobierna con mayoría absoluta--, la abstención de Vox y nueve votos en contra (PSOE, PP y Mesa de Convergencia), la moción por la que se nombran personas non grata a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y al director general de Medio Ambiente, Hugo Morán.

Según ha indicado el Ayuntamiento almonteño en una nota de prensa, esta medida surge como respuesta a lo que el equipo de Gobierno percibe "como una falta de consideración y desprecio" hacia las poblaciones de Almonte e Hinojos, así como "hacia su labor incansable en la conservación de este enclave natural único en Europa".

Además, el Ayuntamiento ha instado al Gobierno a revisar su decisión respecto al reparto de fondos para garantizar "un trato justo y equitativo" con las poblaciones de Almonte e Hinojos. Considerando que el reparto lineal de 70 millones de euros por parte del Gobierno, "sin tener en cuenta la propuesta de estos municipios que aportan más del 65% a Doñana", basadas en criterios territoriales y poblacionales, es "un desaire histórico a las comunidades más comprometidas con el espacio natural andaluz".

También se ha expresado "el apoyo y solidaridad con la ciudadanía de Almonte e Hinojos en la lucha por el reconocimiento de su labor como guardianes de Doñana y por la preservación de este importante patrimonio natural." Se subraya que la decisión del Ministerio "no se ajusta al espíritu del acuerdo inicial firmado con la Junta de Andalucía, y se critica que la reunión convocada por el Miteco para discutir el reparto de fondos, haya sido percibida como un mero trámite, sin explicaciones claras ni criterios transparentes".

En respuesta a esta decisión, la ciudadanía de Almonte e Hinojos ha mostrado su indignación y se ha concentrado, "uniéndose al rechazo generalizado entre quienes defienden la conservación de Doñana".

Con este gesto el equipo de Gobierno ha señalado que el Ayuntamiento "refleja la profunda preocupación por la crispación que pueda generar ese no acuerdo en el reparto de fondos y llama la atención sobre la necesidad de un enfoque más equitativo y respetuoso por parte de las autoridades centrales hacia las poblaciones que han sido guardianes de Doñana durante generaciones".

No obstante, durante el pleno, el portavoz de Vox, José Joaquín de la Torre, ha señalado que el acuerdo entre Junta y Gobierno sobre Doñana "tenía el problema de las hectáreas que se han quedado fuera del plan de la Corona Norte", pero este problema "se lo han traslado a algunos pueblos del entorno, como es Almonte".

Por lo que ha calificado de "engaño" el acuerdo y que el Ministerio "nos han metido en un lío tremendo a los municipios, se va a hacer un reparto político de los fondos", ya que lo que quiere el Gobierno, en su opinión, es "la naturalización del campo, es decir, eliminar tierras que están produciendo y sembrarlas de pinos y alcornoques".

No obstante, ha pedido al equipo de Gobierno "replantear la opción" porque nombrar personas non grata es un "paso muy definitivo" y "hay que abrir la puerta al diálogo", por ello, su voto de abstención a la moción. "Yo sé que es difícil, se han dicho muchas cosas en los últimos días, pero pido al equipo de gobierno dar una segunda oportunidad", ha finalizado.

Por otro lado, la portavoz de Mesa de Convergencia, Rocío del Mar Castellano, ha recordado que la figura de persona non grata "no tiene consecuencias de ningún tipo", por lo que se ha preguntado si "es inteligente posicionar al pueblo de Almonte contra una ministra, y vicepresidenta tercera del gobierno, un secretario de Estado y por ende contra un gobierno", ya que "queda mucho dinero que repartir y que estamos obligados como institución a reunirnos, consensuar y dialogar con el ministerio".

"Esto no es más que un acto torpe e impulsado por la soberbia de quien no ha sido capaz de ejercer el liderazgo y que actúa ahora como aquel niño que cuando perdía el juego decía a ella, pues en mi casa ya no entras más", ha agregado.

Por otro lado, el portavoz del PP, Miguel Ángel Jiménez, ha lamentado que el equipo de Gobierno traiga a Pleno "llamar indeseable a una ministra del Reino de España y a su secretario de Estado y pasando por encima del pueblo de Almonte", pero ha incidido en que esta moción "no va en beneficio de los intereses de este pueblo".

"Lo que yo no estoy dispuesto a apoyar es a un alcalde que está insultando constantemente, no solo al resto de los alcaldes, a los portavoces de la oposición y ahora al gobierno de España. Porque para defender que el reparto es injusto no hace falta insultar a nadie y, al final, esto es un desahogo", ha enfatizado.

Al respecto, ha reiterado que esta "actitud" va "en detrimento de los intereses de este municipio porque lo único que están consiguiendo con esta actitud es aislarnos", es decir, "no son capaces ustedes de llegar a un acuerdo absolutamente con nadie y eso es una rémora" porque medidas como esta "va a impedir tener la interlocución necesaria para tener una posición de ventaja en los 280 millones de euros que tienen que venir a este pueblo para seguir invirtiendo".

Por último, el portavoz del PSOE, José Miguel Espina, ha criticado al equipo de Gobierno porque, a su juicio, en Almonte "lo que está pasando es que si aquí no se hace lo que diga el alcalde y su equipo, todo el mundo es malo".

Por ello, ha cuestionado si esta moción es "una postura de un gobierno serio", sobre todo "ir en contra" de un Ministerio que "tiene mucho que ver con Almonte", ya que, ha preguntado al alcalde, "a dónde va a acudir para solicitar arena, repoblar los espigones o arreglar el paseo marítimo"

"Están pidiendo al Ministerio que corran más rápido con la EDAR, pero los llaman indeseables y que no venga aquí", ha aseverado el concejal, toda vez que ha advertido que "aún hay 280 millones de euros que repartir entre los 14 municipios" por lo que ha preguntado que "a dónde va a ir el equipo de gobierno para decir los criterios que beneficien a nuestro pueblo". En definitiva, el socialista ha lamentado que la política del gobierno local es "aislar a Almonte y tirarlo a la cuneta".