Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

La cobradora de UGT-A afirma que la Junta le debe ocho millones y pide indulgencia con las facturas.

La cobradora de UGT-A afirma que la Junta le debe ocho millones y pide indulgencia con las facturas.

En el juicio celebrado hoy en la Audiencia de Sevilla, la ex secretaria de Gestión Económica de UGT-A, María Charpín, reveló que la Junta de Andalucía debía aproximadamente ocho millones de euros a la organización sindical. Este testimonio se suma a las declaraciones previas de otros implicados, incluyendo el ex secretario general de UGT-A Francisco Fernández Sevilla y el ex secretario general de Administración de UGT-A, Federico Fresneda.

María Charpín, acusada en este juicio junto con otros miembros de la cúpula sindical, se negó a responder a las acusaciones del fiscal, quienes sostienen que UGT-A participó en un esquema de facturación fraudulenta para desviar fondos de subvenciones autonómicas destinadas a cursos de formación.

Según la investigación, los proveedores inflaban facturas para generar saldos a favor de UGT-A, obteniendo beneficios económicos irregulares. Charpín explicó que, a pesar de su cargo en la organización sindical, no tenía responsabilidades en el control económico ni en la gestión de las cuentas del sindicato.

En 2012, la Junta de Andalucía adeudaba ocho millones de euros a UGT-A por programas de formación subvencionados, lo que generó tensiones financieras. Charpín aseguró que la relación entre UGT-A y sus proveedores era compleja e involucraba descuentos durante ciertos períodos, que no siempre se comunicaban a la Junta.

Charpín defendió la separación entre el presupuesto ordinario y el presupuesto de formación subvencionado de UGT-A, y explicó las dificultades para reflejar los descuentos en las facturas individuales debido a la naturaleza global de las relaciones con los proveedores y la diversidad de acciones formativas.