Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Red de narcotraficantes en Lebrija (Sevilla) se enfrenta a la Policía armada durante incautación de 3.388 kilos de hachís

Red de narcotraficantes en Lebrija (Sevilla) se enfrenta a la Policía armada durante incautación de 3.388 kilos de hachís

En una operación llevada a cabo por agentes de la Policía Nacional en Sevilla, se logró desmantelar una organización criminal que introdujo 3.388 kilos de hachís a través del río Guadalquivir. Como resultado de esta operación, se produjo la detención de 15 personas que se cree formaban parte de una red criminal con base en Lebrija, considerada una de las más activas en la provincia.

En el transcurso de la investigación, se logró la incautación de 3.388 kilos de hachís, un fusil de guerra AK-47, cartuchos de armas de fuego y un patrimonio valuado en 310.000 euros. Durante el operativo inicial, los agentes fueron recibidos con hasta 16 disparos al intentar interceptar una furgoneta que transportaba 112 fardos de hachís.

La investigación se inició el pasado 20 de diciembre, cuando se detectó un intento de contrabando de droga en Sanlúcar de Barrameda durante un control de rutina en la provincia de Cádiz.

En dicho control, se identificó una furgoneta con signos de llevar droga, lo que provocó que los ocupantes emprendieran la huida y dispararan hasta 16 veces contra los agentes con tres armas de fuego, entre las que se encontraba un fusil de asalto Kalashnikov AK-47 y dos pistolas.

En medio de la fuga, la furgoneta se salió de la carretera, permitiendo a los sospechosos escapar. Sin embargo, los agentes lograron incautar 112 fardos de hachís, con un peso total de 3.388 kilos, junto con el arma de guerra.

A raíz de esta operación, se llevó a cabo una extensa investigación que culminó con la identificación de la organización responsable del contrabando de droga en España, con sede en Lebrija. Se pudo determinar que la organización había descargado la droga un día antes en un caño del río cercano a la localidad, para luego almacenarla en una guardería y transportarla posteriormente, momento en el cual fue interceptada por las autoridades.

Las pesquisas revelaron que esta organización está catalogada como una de las más activas en la costa Noroeste de la provincia de Cádiz.

Una vez identificados y ubicados los miembros de la red, los agentes llevaron a cabo la detención de 15 personas y llevaron a cabo seis registros en los que se encontraron efectos relacionados con las actividades delictivas, así como cartuchos de armas de fuego.

Además, la investigación financiera reveló la existencia de cuatro propiedades valoradas en 310.000 euros que se presume son parte del patrimonio de la organización, las cuales se ha solicitado sean bloqueadas por la autoridad judicial. También se encontró y desmanteló una plantación de marihuana con 80 plantas en uno de los registros.

A tres de los detenidos se les imputa el delito de tentativa de homicidio, por su presunta implicación en los disparos realizados durante la persecución de la furgoneta con los 3.388 kilos de hachís. La operación fue dirigida por el Juzgado Mixto número cuatro de Sanlúcar de Barrameda y ejecutada por varias Unidades de la Policía Nacional.