Crónica Andalucía.

Crónica Andalucía.

Funcionario de prisión de Jaén condenado a cuatro años y medio por corrupción.

Funcionario de prisión de Jaén condenado a cuatro años y medio por corrupción.

La Audiencia de Jaén ha emitido un veredicto contundente, condenando a un funcionario de prisiones de 53 años a cuatro años y medio de prisión por su participación en un caso de cohecho. Este individuo fue encontrado culpable de vender permisos y favores a los internos de la cárcel de Jaén, donde trabajaba.

Además de la condena de cárcel, se le impuso una multa de 3.240 euros y una inhabilitación para empleo o cargo público durante diez años y seis meses. Asimismo, deberá hacer frente a las costas del proceso.

Según se establece en la sentencia, el funcionario gestionaba de manera irregular la introducción de objetos como comida, bebidas alcohólicas y teléfonos móviles desde el exterior, proporcionándoselos a los internos fuera de los procedimientos legales establecidos y sin conocimiento de las autoridades penitenciarias.

El veredicto del jurado emitido el pasado 18 de abril, con siete votos a favor y dos en contra, determinó la culpabilidad del acusado por cohecho. Ahora, la magistrada presidenta ha dictado la sentencia final, estableciendo la pena de prisión y demás condiciones de la condena.

El Ministerio Fiscal inicialmente solicitaba seis años de prisión por un delito continuado de cohecho, así como una multa de 14.400 euros. Sin embargo, el acusado, que lleva tres años retirado del servicio, negó aceptar dinero de los internos, alegando que todo se trataba de motivos de venganza y resentimiento por parte de los presos y animadversión por parte de la dirección de la prisión.

La investigación del caso se inició en 2021 a raíz de las denuncias de varios internos, siendo la Guardia Civil la encargada de llevar a cabo las pesquisas. La causa ha sido tramitada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén, con la colaboración de tres testigos protegidos que aportaron testimonios incriminatorios contra el acusado.

Los testigos declararon que el funcionario recibía pagos por facilitar permisos de visita y introducir objetos y sustancias prohibidas en la prisión. Otros internos afirmaron haber sido intermediarios en estos pagos y reconocieron las tarifas que el acusado cobraba por sus servicios ilegales.

El director de la cárcel, Juan Mesa, también declaró que tenía conocimiento de estas prácticas, pero que los internos no quisieron denunciar oficialmente sin pruebas concretas. Sin embargo, la acusación logró llevar el caso a juicio, revelando la trama de corrupción que operaba dentro del centro penitenciario.

La sentencia aún no es definitiva y se puede apelar ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. La defensa del acusado ha confirmado su intención de presentar un recurso contra la condena. La trama de corrupción en la cárcel de Jaén ha sido expuesta y condenada, mostrando la importancia de erradicar la corrupción en todas las esferas de la sociedad.