"El elevado coste impulsa a casi la mitad de los andaluces a disminuir su consumo de pescado fresco y aceite de oliva, revela el Centro"

En Andalucía, casi la mitad de la población ha reducido el consumo de algunos alimentos en las últimas semanas debido a su alto precio, según revela el barómetro publicado por la Fundación Centro de Estudios Andaluces. El pescado fresco y el aceite de oliva son los productos más afectados, con un 30,1% y un 28% de los encuestados, respectivamente, que han disminuido su consumo. Además, un 22,6% ha reducido la ingesta de carne y un 15,7% ha disminuido la cantidad de verduras y frutas frescas en su dieta.

El estudio, que se llevó a cabo entre el 12 y el 22 de diciembre del año pasado a una muestra de 3.600 personas mayores de edad en Andalucía, también indagó sobre las dificultades económicas que enfrenta la población. En este sentido, un 35,7% de los andaluces encuestados admitió tener problemas para llenar el depósito del vehículo, mientras que un 30,6% manifestó dificultades para pagar impuestos como el IBI o el IRPF. Un 25,3% tuvo dificultades para abonar los suministros básicos de agua, luz y gas, y un 23,5% enfrentó problemas para costear el alquiler o la hipoteca de su vivienda. Además, un preocupante 12,5% tuvo dificultades para pagar el servicio de ayuda en el hogar.

Este panorama económico desfavorable también ha llevado a muchas familias andaluzas a depender de instituciones sociales como Cáritas o Cruz Roja para obtener alimentos y recursos de primera necesidad. Un 12,4% de los encuestados admitió que ellos mismos o algún miembro de su familia se han visto en la necesidad de pedir ayuda a estas instituciones debido a su situación económica.

Sin embargo, no todo son malas noticias en Andalucía. Según los resultados del barómetro, el 60,6% de los andaluces considera que se vive mejor en esta comunidad autónoma que en otras, principalmente debido al clima y la temperatura agradables (54,2%) y a la filosofía de vida y el carácter de la gente (27%). Además, la calidad de vida en Andalucía obtuvo una valoración media de 7,31 puntos sobre 10. La mayoría de los encuestados (63,2%) opinó que su situación económica personal es buena y las expectativas de futuro también son positivas, ya que un 39,3% cree que se mantendrá en la misma situación y un 32,8% espera una mejora en el plazo de un año.

En cuanto a los problemas que afectan a la comunidad, el desempleo y la precariedad laboral fueron mencionados como los principales obstáculos para vivir en Andalucía, siendo citados por el 25,8% de los encuestados. Además, el 46,4% considera que el desempleo es el principal problema de la comunidad, seguido de la insatisfacción con la política (25,3%) y el Gobierno central (9,3%).

El barómetro también reveló posturas claras sobre algunas cuestiones sociales. Un 92% de los andaluces está a favor de limitar el uso de los teléfonos móviles en los centros educativos, mientras que un 8% se muestra en contra. Además, el 90,3% de los encuestados apoya prohibir la venta de bebidas energéticas a menores de edad y el 95,1% está a favor de prohibir la venta de vapeadores a este colectivo.

En resumen, la crisis económica está impactando en el consumo de alimentos en Andalucía, especialmente en productos como el pescado fresco y el aceite de oliva. También se observan dificultades para hacer frente a gastos básicos y vivienda. A pesar de ello, la mayoría de los andaluces considera que se vive bien en esta comunidad, aunque el desempleo sigue siendo un problema importante. Por otro lado, existen opiniones mayoritarias sobre la necesidad de limitar el uso de los teléfonos móviles en los centros educativos y prohibir la venta de bebidas energéticas y vapeadores a menores de edad.

Tags

Categoría

Andalucía